Make your own free website on Tripod.com

akai Sora

cielo rojo

cine - anime - dieta de la luna - psicología de masas - de todo un poco


AKAI   SORA

c i e l o  r o j o

Linda revista subjetiva

 

Numero 2 [casi un año despues del primero...]

Indice

Prefacio. El origen del mal, Leon Tolstoi

Novedades. Cine en cartelera

Sos adicto a Coca Cola si...

Deep Blue. Gainax

La nota de nuestro periodista. La Tecla del Gol

Panoramicas. Ring vs Ringu. La melancolía de los fantasmas

Auriculares. Joe Hisaishi

Las notas que no podían faltar.  J.R.R. Tolkien. Matrix nos aburrió a todos

Tinta China. Love Roma

Grandes preguntas de la humanidad

Producción Literaria. Un Nuevo Orden. El mensajero. Tres Hombres. Cuentos comunitarios


ANTES DE LEER ESTE NUMERO

Este número nos salió un poco extraño. La producción literaria del staff predominó y los escritores nos eligieron como lugar de publicación, lo cual nos halaga enormemente. Yo, por mi parte, pase mucho tiempo alejado del Word y sin ganas de producir las notas planificadas -creo que prometidas- de Cowboy Bebop y Now and Then Here and There. Desidia. Por suerte, encontre algunas viejas notas tipeadas en mi vieja PC y decidí publicarlas y seguir paveando por ahi, echado en la cama sin hacer nada. Quizás confundan esto y el hecho de que la revista haya permanecido en silencio con que nuestra querida Akai Sora esta siendo abandonada. No es así. Me encargué mes a mes de apurar a mis escritores, lo cual es un trabajo más que arduo. Podría decirse que en este número soy el que desde atrás, sentado tomando un Fernet grita que está todo mal. Todo mal.

Pero no esta todo mal, mis escritores se inspiraron antes de que yo tuviera ganas de vivir y sale entonces este numero mas literario que informativo, pero con el mismo grado de subjetividad y necedad -y el mismo grado de improvisación- que el anterior.

El Editor Anónimo


PREFACIO

El origen del Mal 

En medio del bosque vivía un ermitaño, sin temer a las fieras que allí moraban. Es mas, por concesión divina o por tratarlas continuamente, el santo varón entendía el lenguaje de las fieras y hasta podía conversar con ellas.

               En una ocasión en que el ermitaño descansaba debajo de un árbol, se cobijaron allí, para pasar la noche, un cuervo, un palomo, un ciervo y una serpiente. A falta de otra cosa para hacer y con el fin de pasar el rato, empezaron a discutir sobre el origen del mal.

               - El mal procede del hambre – declaro el cuervo, que fue el primero en abordar el tema-. Cuando uno come hasta hartarse, se posa en una rama, grazna todo lo que le viene en gana y las cosas se le antojan de color de rosa. Pero, amigos, si durante días no se prueba bocado, cambia la situación y ya no parece tan divertida ni tan hermosa la Naturaleza. ¡Que desasosiego! ¡Que intranquilidad siente uno! Es imposible tener un momento de descanso. Y si vislumbro un buen pedazo de carne, me abalanzo sobre él, ciegamente. Ni palos ni piedras, ni lobos enfurecidos serian capaces de hacerme soltar la presa. ¡Cuantos perecemos como victimas del hambre! No cabe duda de que el origen del mal es el hambre.

               El palomo se creyó obligado a intervenir, apenas el cuervo hubo cerrado el pico.

               Opino que el origen del mal no proviene del hambre, sino del amor. Si viviéramos solos, sin hembras, sobrellevaríamos las penas. Mas, ¡ay!, vivimos en parejas y amamos, tanto a nuestra compañera, que no hallamos un minuto de sosiego, siempre pensando en ella. “¿Habrá comido? – nos preguntamos-. ¿Tendrá bastante abrigo?”. Y cuando se aleja un poco de nuestro lado, nos sentimos como perdidos y nos tortura la idea de que un gavilán la haya despedazado o de que el hombre la haya hecho prisionera. Empezamos a buscarla por doquier, con loco afán; y, a veces, corremos hacia la muerte, pereciendo entre las garras de las aves de rapiña o en las mallas de una red. Y si la compañera desaparece, uno no come ni bebe; no hace mas que buscarla y llorar. ¡Cuantos mueren así entre nosotros! Ya ven que todo el mal proviene del amor, y no del hambre.

               No, el mal no viene ni del hambre ni del amor – arguyó la serpiente-. El mal viene de la ira. Si viviésemos tranquilos, si no buscásemos pendencia, entonces todo iría bien. Pero, cuando algo se arregla de modo distinto a como quisiéramos, nos arrebatamos y todo nos ofusca. Sólo pensamos en una cosa: descargar nuestra ira en el primero que encontremos. Entonces, como locos, lanzamos silbidos y nos retorcemos, tratando de morder a alguien. En tales momentos, no se tiene piedad de nadie; mordería uno a su propio padre o a su propia madre: podríamos comernos a nosotros mismos; y el furor acaba por perdernos. Sin duda alguna, todo el mal viene de la ira.

               El ciervo no fue de este parecer.

               -No; no es de la ira ni del amor ni del hambre de donde procede el mal, sino del miedo. Si fuera posible no sentir miedo, todo marcharía bien. Nuestras patas son ligeras para la carrera y nuestro cuerpo vigoroso. Podemos defendernos de un animal pequeño, con nuestros cuernos; y la huida nos preserva de los grandes. Pero es imposible no sentir miedo. Apenas cruje una rama en el bosque o se mueve una hoja, temblamos de terror. El corazón palpita, como si fuera a salirse del pecho; y echamos a correr. Otras veces, una liebre que pasa, un pájaro que agita las alas o una ramita que cae, nos hace creer que nos persigue una fiera; y salimos disparados, tal vez hacia el lugar del peligro. A veces, para esquivar a un perro, vamos a dar con el cazador; otras, enloquecidos de pánico, corremos sin rumbo y caemos por un precipicio, donde nos espera la muerte. Dormimos preparados para salir a correr; siempre estamos alerta, siempre llenos de terror. No hay modo de disfrutar de un poco de tranquilidad. De ahí deduzco que el origen del mal está en el miedo.

               Finalmente intervino el ermitaño y dijo lo siguiente:

-No es el hambre, el amor, la ira ni el miedo, la fuente de nuestros males, sino nuestra propia naturaleza. Ella es la que engendra el hambre, el amor, la ira y el miedo.

 

León Nikolaiévich Tolstoi


NOVEDADES

Cine en cartelera

Kill Bill

En esta onda que se viene cada vez con mas fuerza de traer todos los elementos del live action oriental para Hollywood, que viene desde Jackie Chan hasta Matrix, Kill Bill marca un hito: como tomar elementos ajenos, pues al fin y al cabo todos los elementos uno no puede crear, y hacer algo completamente original, a tal punto que prejuiciosos antikaratekas no pueden evitar aplaudir al final. El toque Tarantino no es solo un toque, es un estilo violento, crudo, pero cargado de humor y parodia, y esteticamente, desde los enfoques hasta la eleccion de la musica y los efectos sonoros, impresionante. Detalles pequeños de esos para los cinefilos abundan, musica pop hace de banda sonora a las mas despiadadas matanzas, los gemidos de las decenas de heridos se oyen cuando el silencio pretende establecer la tension mas absoluta… Un film demasiado Tartantino como para describirlo. Vayan a verla.

 

Anything Else

Bueno, estas son las cosas que a nadie le importan, pero a mi si, che. Dentro de poco saldrá en los cines una película que dado su nombre original [Anything Else] se llamará… “El día que Pipo salió a comprar verduras”, si leen las letritas pequeñas podrán ver que es el último filme de Woody Allen, últimamente devaluadísimo. Si bien notablemente inferior a su producción legendaria, el nuevo film es un regreso al viejo estilo de Allen, sin tanta necesidad de trama para sostener los diálogos ingeniosos del viejo diablo, y con una onda Annie Hall de los 90s. Además el viejo Allen deja de hacerse el langa, lo que ya era completamente inverosímil dada su vejez [antes era parcialmente inverosímil solamente]. Nada del otro mundo, pero una linda película para escapar a las comedias tristes y repetitivas que se vienen haciendo estos días.

Pero ahora recuerdo que mi familia me tiró con un calefón cuando les mostré la peli asi que BEWARE! Quizás sea otra de las “peliculas que solo gustan a Pedro”…

Dolls

El día que salga en cine hago una nota de la peli, una de Kitano y le compro alfajores a todo el staff, listo?


Coca Cola:

10 Síntomas para saber si sos un adicto*

1-     Tu organismo ya no tolera otro líquido que no sea Coca o en su defecto (y en las peores épocas) Pepsi.

2-     Cada Coca nueva que probas es la mejor Coca que probaste en tu vida (“Síndrome del Capítulo de los Simpson”).

3-     Al pensar en tu familia te la imaginás cenando con una Coca en el medio de la mesa y/o te imaginás que la Coca es parte de tu familia.

4-     Pasaste de la fruta, las verduras, las golosinas y los helados a únicamente la Coca.

5-     Crees que la nueva línea amarilla del envase no cambia en nada tu hábito de consumo de Coca pero de repente el 90% de tus ingresos se destinan a cubrir la demanda.

6-     Compras todo lo que tenga algo rojo con un fondo negro.

7-     Guardas en tu habitación envases de vidrio de Coca para no tirarlos en la calle (“Síndrome de la lástima a las botellas vacías”).

8-     Crees que podes prescindir de tus amigos pero no estás seguro de poder prescindir de una Coca helada.

9-     Cuando te lavas las manos te imaginás que bueno sería una tercer canilla exclusivamente de Coca.

10- Estás escribiendo esta nota con un vaso de Coca en la mano.

 

Más de dos “Sí” a alguna de estas afirmaciones y recomendamos recurrir urgentemente al Kiosko más cercano y conseguir una Coca para disfrutar en familia, con amigos o en soledad...

 The Coca-Cola Company.

 

*Con obligación de compra. Este cuestionario está sujeto a normas cocacoleras internacionales, cualquier modificación, alteración o tergiversación será penada con 2 años mínimos de suministro de Pepsi.

 


DEEP BLUE

Los muchachos se divierten (y animan sueños)

Reseña del staff que conforma Gainax, el estudio que destroza los esquemas

 

La importancia (e inevitable fatalidad) de ser maestro

Aclaración: Presentar a Anno como alumno y a Miyazaki como maestro es una simple manera de mostrar el contraste de dos genraciones, y si bien es un hecho que Anno fue estudiante del Miya, fue por corto tiempo, tal vez no el suficiente como para considerarlo su maestro. Y sin embargo, Hideaki le saca guita como quiere...

 

En las fabulas, en los cuentos, y tambien en el anime, es recurrente el tema de la relacion de maestro y discipulo. El discipulo es un joven sin experiencia peron con aptitudes excepcionales. El discipulo aprende con emocion, descubre un nuevo mundo. El discipulo se aburre. Y entonces el maestro, de interminable sabiduria, sabe qu ya nada mas puede enseñar: hay caminos que deben recorrerse solos.

Un año en común: 1984. Un sabio anciano, que hace unos 18 años había llevado, en su primer trabajo con su socio Takahata, al anime a un nivel mas adulto que el normal; que era el realizador de las series de TV que cambiaron el rumbo del anime y la infancia de los niños (Heidi, Conan y Marco, dando solo tres ejemplos del vasto historial). Que realizaba en ese entonces lo que sería su obra maestra, y nacía con ella el hoy aclamado estudio ghibli, capaz de crear las historias mas emotivas en los lugares mas hermosos con la misma dificultad que respirar. Un joven inexperto, graduado hace apenas tiempo, que junto a dos talentosos amigos funda un sueño; que con su sueño crea varios cortos de muy buena reputación, y trabaja en una de las series que más innovó en los ochenta: Macross; que partió hacio un estudio ajeno para trabajar codo a codo que el gran maestro viviente del anime, sensei Miyazaki, en su próxima obra y próximo furor. Que de pequeño realizaba cortos caseros y de grande acumulaba mangas en su mesa de estudio y desaparecía durante días. Una obra en común.

Así se conocieron Hideaki Anno y Hayao Miyazaki. No influenciarse de tal eminencia sería hasta pecaminoso, y esta claro que durante la producción de Nausicaa Anno aprendió muchísimo, lo suficiente para elevarse de sus dos socios. La inmediata medida que tomó Anno al terminar Nausicaa fue cambiar el nombre de su estudio a Gainax. La primer obra de Gainax, en la que Anno fue director de animación, se notan claras influencias paisajisticas del Miya. Gunbuster se asemeja más a macross, otra de sus influencias tempranas, pero Nadia es sin duda una obra con influencias de Miyazaki, con una manera de llevar la trama similar, personajes similares, estilo similar, animación similar... Tan influenciada esta por Miyazaki, que en realidad es una adaptación a un proyecto suyo... Nadia, la mejor obra de Gainax hasta el 95, se gana al publico instantaneamente. Es la ultima obra del joven Anno.

Durante el proceso de creación de Kaze no Tani no Nausicaa la relación de Anno con Miyazaki no fue fluida. Mas bien, se conocen varias anécdotas que afirman que maestro y discípulo, como en esas historias de humor, no se llevaban bien. A uno se le viene a la mente la imagen del viejo cascarrabias persiguiendo al pibe calentón. La cuestión es que Anno sorprendió al Miya desde su llegada. Con el llevó a su mesa de trabajo cientos de libros de anime, mangas, libros de arte y demas, quedando en las enorme mesa solo espacio para una hoja de dibujo. Hayao-sensei se preguntaba como haría para quitar todo aquello de su mesa cuando se fuera. Anno laburó como ayudante de animación, por lo que estuvo lo suficientemente cerca para notar y hacerse notar por el sensei. La graciosa anécdota de los mangas no podia ser de ninguna manera motivo de enojo del sensei, pero si su manera de vestir: totalmente informal, en un estudio en donde todo debía estar de punta en blanco. Se dice que Anno llegaba al estudio con sus carácteristicos anteojos de color, remera, camperiña de cuero y jean, y muchas veces su aspecto era algo... zaparrastroso. Esto podría considerarse como una simple anécdota, pero en el mundo de Ghibli es darle motivo al jefe para molestarse. Pero no hubiese sido nada  si Anno se hubiese presentado al menos dos veces seguidas a tiempo! Si, el loco era uno de esos trasnochadores que conocemos por experiencia propia. Y el jefe, esta claro, no iba a aceptar que un ayudante de segunda desafíe su autoridad, así que varias veces le dejó bien en claro las cosas a su alumno, aunque nunca llegó a despedirlo. Tras el regaño, se dice, Anno llegaría en horario unos días, mas o menos prolijo, y así calmaría los ánimos; todo un político.

Años después, en lo que fue el proceso de creación más descabellado de la historia (hablamos de KareKano), Anno, caprichoso como nunca (o más que nunca), llamó a un amgio de Ghibli para que le dibuje un Totoro para poner en un capítulo! El maestro, que ya quería olvidarse de su desequilibrado alumno, se enojó una vez más. Hacer enojar al Miya es una ofensa, y no pasó como una bromita, sino más bien se catalizó varias críticas. Pero eso, al Hideaki, mucho, que digamos, no le importo...

El poco tiempo que duró la tormentosa relación de Anno y Miyazaki (menos de un año) fue suficiente para que el Miya significase una gran influencia en su trabajo futuro. Nadia, Honneamise, su trama aventurera, sus personajes, ejemplos de lo que significó el Miya para el rebelde Anno (aunque este irrite a su maestro y se tome su relación en broma...). Pero, como encaja Evangelion en las influencias de Hayao Miayazaki?

Y alli es cuando recurro a una controversial division para demostrar las diferencias entre maestro y discipulo: el anime trasgresor vs

HIDEAKI ANNO

Nació un 22 de Mayo de 1961 en la prefecura de Yamaguchi, forma en 1981 un grupo con el cual desarrollarían el corto de animación Daicon III, semilla de lo que sería Gainax. Trabaja en Macross y Nausicaa y crea en 1984 Gainax, cuyo primer proyecto es Wings of Honneamise, dirigido por Yamaga; Anno está a cargo de mecánica y animación. Un año después del estreno y fracaso comercial de Honneamise, es decir, en 1987, Anno escribe y dirige el primer éxito de Gainax, los OVAs Gunbuster, y luego llegaría la gran serie de Gainax, Nadia, también a cargo de Anno. Luego, bueno, vino Evangelion, Love & Pop, su primer peli con gente real, Kare Kano, y finalmente Shiki Jitsu, otro film con gente real. Proyectos actuales? Se rumorea un live action de Minky Momo o Dirty Pair, viejas series ponjas de la infancia de Anno que parece seguir viviendo en ese mundo alucinógeno donde puede hacer lo que se le de la gana [lo cual es fantástico].

 anime tradicional. Parece que en realidad el Miya ya encontro su lugar y se encuentra comodo y feliz siendo sin lugar a dudas el mejor director de anime tradicional. Sus obras gozan de detallismo, hermosos paisajes, alto emotivismo, tematicas poco controversiales y personajes inolvidables, siendo sus peliculas verdaderas obras de arte visualmente, y en muchisimas ocasiones tambien en cuanto a su argumento. Es el rey de los tradicionales. Pero su discipulo se desvio de aquel camino; dejo de crear obras para el deleite emocional y visual y tras varios anios de inactividad, de ermitanismo, puso unas cuantas hojas sobre la mesa y dijo que aquella era su nueva serie. No hace falta decir que es Evangelion de lo que hablamos. Aquí el alumno se rebela al maaestro, pues no esta del todo satisfecho con su hacer, y piensa que la metodologia representa para el un encierro del cual sus obras no pueden salir. Esto puede provocar una frustracion profesional, un sentimiento de insatisfaccion con el trabajo de uno mismo, una desvaloracion de uno mismo, que puede llevar tanto a la depresion (como le ha ocurrido a muchos artistas tras publicar su mejor obra y pensar que han llegado a su cima y que no haran nada mejor, quedando encerrados en su mejor trabajo) como a la trasgresion (como manera de escapar al encierro que le impone una determinada estructura, en este caso, la estructura del anime tradicional). En el caso de Anno, se dan ambas, primero la primera y luego la ultima, probablemente debido a que Anno no es mas que un esquizofrenico contenido. La cuestion es que lo mejor de una persona surge en su peor momento, y Anno hizo una verdadera obra de arte tras su periodo salingeresco. Pero para realizarla no podia utilizar los metodos prolijos y lineales con los que Ghibli, y el mimso hasta encontces, contaba sus historias. Invento una nueva manera de dirigir, donde lo que vemos es en muchas ocasiones lo que piensa y siente el protagonista, y no tanto lo que ocurre en el mundo real. Esta manera de dirigir, introspectiva por llamarla de alguna manera (hoy encasillamos todo!), este basado probablemente en la manera en que vivio el autor esos anios de crisis, inmerso en la locura, sin parar de pensar nunca acerca de sus errores, sus miedos y demas. Con esta manera de dirigir se creo una obra mucha mas profunda, con una moraleja menos simple y mas dificil de analizar que las que los anime nos dejaban hasta entonces. Su obra trataba los miedos del ser humano en un contexto apocaliptico, siendo no solo la trama impresionante (hecho que le debe a sus anios de aprendiz del anime tradicional) sino tambien carente de importancia real a lo que Anno nos comunicaba: la trama fue un simple medio para trasmitirnos lo que los personajes temian y odiaban. Al final, es el desarrollo de personajes el que cierra la obra.

Solo entonces Anno encontro su lugar. Patentada quedo su manera de dirigir en KareKano, que si bien era de corte humoristico habia muchos momentos de meditacion en los personajes que resemblan a los de Evangelion. Y el alumno trasgredio asi, dejando de mostrar la belleza del mundo que nos rodea sino dandonos una cuota de belleza interior, de la belleza de sus personajes, de la belleza que hay en su manera de ser mas humanos que sus predecesores, valientes, cordiales y aguerridos y nunca miedosos, nunca tan huamnos. Y el alumno encontro su sitio al trasgredir. Hubo, como en esas jistorias que muestran el crecimiento de su protagonsta, un maestro, un momento de aislamiento, un viaje (tal vez no fisico pero claramente hubo un viaje en su manera de pensar) y finalmente el crecimiento, la maduracion (aunque suene ironico decir esto de un hombre que deja por la mitad una serie sin avisar para darse una vueltita por su pais con unos manguitos que no se sabe de donde salieron...). Tenia la necesida de huir de ese lugar, era demasiado grande para ello. Y ahora encontro su lugar. Pero esto no termina aquí, es una situacion ciclica, la de maestro y aprendiz. Mientras Anno se relame en su éxito, aparece un nuevo personaje en escena, dispuesto a trasgredir la trasgresion, un muchacho que a pesar de su corta edad ha demostrado ya su capacidad, un muchacho que solo esta haciendo experiencia en Gainax, para escapar de ese lugar tan limitado en unos anios y formar su propia compania, donde sera capaz de realizar sus historias sin limites estructurales. El nuevo Hideaki se llama Kazuya, director de The End of Evangelion y creador de FlCl.  

La nueva sangre de Gainax

Gainax siempre tuvo la cualidad de innovar con cada uno de sus proyectos. Sin embargo, parecia un estudio Anno-dependiente, pues el gran Hideaki siempre dirigia, o estaba involucrado en algo, al menos. Anno se dio cuenta de sus posicion en Gainax y empezo a encapricharse, a desaparecer y volver luego, y cuando esta locura ataco al creador nadie penso que el estudio podria sostenerse una vez encerrado Anno en un manicomio. Que sera de Gainax con Anno completamente loco (recordemos que no solo es loco por sus actitudes inmaduras sino tambien por sus bajas y subas de anime)?

Cuando en Furi Kuri el nombre de Anno no aparecia (en ningun lado!!) pensamos que el proyecto, mas alla de los bombos y platillos, era un satelite para recaudar. Esto del solo hecho de faltar Anno en el staff. Pero entonces vimos la serie y nos dimos cuenta del grave error. La serie estaba dirigida por Kazuya, un hombre mas joven que los demas en Gainax, que viene en alza tras acompaniar a Anno en Evangelion y dirigir las impresionantes pelis. Influenciado por este ambiente probablemente contaminado por el humo de alguna substancia ilegal, Kazuya concebio su primer trabajo personal. Una serie excelente, que escapa a los nuevos canones de serie alternativas, demostrando porque esta en Gainax: para innovar y hacerlo bien. Las series con analisis psicologicos venian siendo, al igual que la precursora Evangelion, caracterizadas por un clima tipo musica teen anguish, todo depresivo y que metia miedo, y ademas por un guion complicado y repleto de subtramas. Kazuya cambia eso haciendo una historia que narra el crecimiento del personaje mostrando la gloria de la niniez y no las penurias (como en Lain). Los componentes en los que todo el mundo reconoce la originalidad (como la trama rebuscada y delirante, o la musica alternativa poderosa) son los metodos utilizados para lograr un clima no angustiante, como hoy en dia se podria esperar de una seri que narra la historia de un pibe encerrado en un mundo de mentiras del cual quiere huir, sino repleto de energia y adictivo, a tal extremo que sin entender un pomo, el poder de las imagines nos hipnotiza. Este es tal vez el punto clave del exito de la serie: la direccion. Kazuya demuestra ser un gran director con esa sucesion veloz de imagenes conectadas que crean un clima impresionante. Y este es sin duda el estilo de Kazuya: el dinamismo absoluto. Esto no se refleja solo en FLCL sino tambien en la primer obra que dirigio: la peli de Evangelion. Tomemos la escena del combate de Asuka: una verdadera sucesion de imagenes que combinada con la musica nos atrapa. No es una secuencia, sino imagenes que se conectan. El director cambia constantemente de plano para darnos esta sensacion y a la ve hacernos adictos. El clima logrado en las pelis es depresivo, pero en ese combate, con el metodo que utiliza Kazuya, peleamos nosotros. Luego demostrara su maestria para manejar la depresion, con escenas en tiempo real y musica tenue, pero nada como las peleas de la peli, que van mas alla del bien y del mal.

Propongo a Kazuya, que ha amaestrado los metodos de animacion y los climas de la obra (escenciales en el anime), como el heredero del ya lunatico Hideaki Anno. No solo ha innovado con FLCL, sino que ha manejado a la perfeccion un lenguaje que conocimos con obras como Cowboy Bebop, pero que Kazuya potencia creando obras maestras: el dinamismo de imagenes.

Después de la adolescencia de Hideaki

Bizarro, exravagante, caprichoso, famoso, público, extraño. El Hideaki Anno post-Evangelion parece tener mucha más confianza que

Cronología de Gainax

1984 - Honneamise no Tsubasa [The Wings of Honneamise]

1988 - Top o nerae! Gunbuster [Aim for the Top! Gunbuster]

1990 - Fushigi no Umi no Nadia [The Secret of Blue Water Nadia]

1992 - Otaku no Video

1995 - Shin Seiki Evangelion [Neo Genesis Evangelion]

1998 - Kareshi Kanojou no Jijou [His and Her Circumstances]

2000 - FLCL Furi Kuri

2001 - Mahoromatic

2002 - Abenobashi

2003 - Puchi Puri Yushi

 aquel melancólico y confundido hombre que escribió desde las sombras el anime más importante de la década.

El otro miembeo fundador del staff, el conocido por todos, también anda de árbl len árbol sin quedarse en una rama ni por dos segundos. Si bien ha crecido como animador no parece haber crecido como persona. Más bien, da la sensación de que en aquellos momentos críticos de su vida decidió abandonar la pelea, no aferrarse a nada, ni sentimientos ni posesiones, y vivir sin darle importancia al mundo. Vive como un niño, despreocupado del resto, egocénctrico, incapaz de concentrarse mucho tiempo en algo, perdiendo el interés en cada uno de sus proyectos. Al terminar Evangelion no liberó una carga, la carga de su pasado y sus fracasos, sino más bien comenzó a llevarla: la carga de la responsabilidad, de tener que demostrar, rectificar, lo hecho. Pero el nuevo Anno despreocupado no le importó esa responsabilidad, y en cada una de sus nuevas producciones da la sensación de que se ríe de nosotros y de sus compañeros.

El nuevo Anno, el despreocupado, al que todo le resbala, el que sólo piensa en él mismo. El nuevo Anno oscila de proyecto en proyecto, filmando películas con gente real, luego animando un proyecto para el cual investiga durante un año entero y lo deja casi igual que el manga en el cual se basaban, luego siendo demandado, luego huyendo de la produccion de la serie que animaba (tal vez escapaba de las presiones, da la impresión de que no puede comprometerse), dandole trabajos a amigos, trayendose un animador para que le dibuje un Totoro, filmando peliculas con gente real... Y a pesar de todos estos proyectos, ha desaparecido, desde KareKano, de los grandes proyectos de Gainax (que, desde KareKano, ya son tres: FuriKuri, Abenobshi, Mahoro, en las cuales, aparentemente, no participara).

 

En el momento en que se vieron los dos capítulos finales de Evangelion, todas las alabanzas se convirtieron en llantos. Que era eso? Ese griterio histérico? Pues ese, por más de que halla algunos que consideren que fue un capricho de Anno, una manera de mostrar que hace lo que quiere, es el verdadero final de Evangelion, el final que tenía planificado el director. El final de su drama de personajes. Nadie lo comprendió. Nadie lo comprendió porque nadie se había puesto a pensar acerca de lo profunda que era la serie, sino que todos pensaban lo atrapante que era la trama. Y a pedido, fervoroso, como si fuera 25 de mayo, de los fans, Anno se vió obligado a retomar un proyecto que consideraba terminado y terminado como el quería, para cambiar el final a pedido del merchandising. Obviamente el cabrón no tuvo mejor idea que demostrar cuanto lo irritó esto que con la película misma.La idea del retorcido debe haber sido algo como “quieren un final más convincente, más tangible? Bueno...”.

Por empezar, la fecha estimada de estreno oscilo tremendamente. Y pobres los nipones, que tuvieron que, tras medio año de espera desde que terminó la serie, a la espera de que sus preguntas se respondan, sólo para que Anno anuncie que la película que se estrenaría el 15 de marzo de 1997 no era el final, sino el principio del final, porque debido a la complejidad del film de ninguna manera llegarían a terminarla. Así se estrenaba Death : Rebirth, una precuela del final que quería ver la gente. Por empezar, esta película comenzaba con un resumen de la serie, que por “alguna razón” era más larga que la nueva animación. La parte larga se llamó Death y la corta Rebirth, que dejaba con toda la ansiedad a los fans de ver más, más de esa locura frenética que el cine les mostraba. Y su ansiedad esperó hasta el 19 de julio, día en que se estrenó The End of Evangelion. La complejidad de la película verdaderamente merece ser usada como excusa. Fiel a su estilo, Kazuya utiliza sucesiones de imágenes shockeantes con colores fuertes, creando una atmósfera intensa. La animación es impecable, y crea la atmósfera necesaria para proyectar el guión. El guión...que guión! Supongo que el 19 de Julio Anno estaría riendo macabramente en el living de su casa, riendo de los pobres nipones que hicieron cola por horas y durmieron en la puerta. Riendo, porque en su película no encontraban respuestas. Más bien, al terminar de ver la película, uno sale confundido, mareado, con ganas de descansar, descansar de toda esa emoción junta, de tanta tensión. La película es estresante. La película te deprime, su atmósfera apocalíptica te absorve, sentís miedo... y no entendés más que antes. The End of Evangelion es la venganza de Anno, indudablemente.

No sería la última vez que Anno se riera de alguien. Hideaki, en un estado de superioridad tras el éxito de su serie y de su película, se “retira temporáneamente” del anime para filmar. Así crea Love and Pop, una peli que ha recibido buenos comentarios. Al parecer Anno filmó muy entusiasmado su primer película, ansioso como un niño. Luego se dedicó a su nueva creación, Kareshi Kanojou no Jijou (KareKano) para la cual estuvo muchísimo tiempo, como un año, recordando lo que era ser alumno. Es casi gracioso pensar que le pagaron por ello, y no sólo eso, sino que el manga del cual adaptaron la serie es casi idéntico! Lo curioso es que, a pesar de ser un shojo bastante comun el manga, Anno le agregó el Hideaki  touch, haciendo a sus personajes más meditativos, pronunciando mucho los momentos emotivos con recuerdos, introspección, y sobre todo, una forma muy artística de dirigir, repleta de metáforas durante los recuerdos y las introspecciones, con tomas muy bien logradas, y en contraste a la forma artística, una manera muy dinámica y entretenida a la hora de proyectar la comedia. Una de las mejores series de la década, sin duda el mejor shojo, porque es más (y que repetitivo soy!) profunda, más emocional.

A pesar de haber elaborado tan buen producto, Anno hizo barbaridades durante la creación de KareKano. En aquellos momentos (1998) el presidente de Gainax (un tal Sawamura) estaba acusado de haberse robado millones de yenes evadiendo impuestos y casi cae preso. La cuestión es que no sólo había poco dinero, sino que nadie estaba demasiado pendiente de lo que pasaba dentro de Gainax, sino más bien fuera, en los tribunales. Tras dos meses de “investigaciones” Anno completó los guiones y comenzó la creación. Llegaron los diseños de los personajes. Ya tenían cuerpo, pero, y la voz? Anno no tuvo otra idea que darle la voz de sus amigos de Love and Pop a los personajes de KareKano! Y lo mejor de todo es que contrató, para hcer la voz del padre de Yukino, a Masked Rider (su héroe de la infancia)!... No comments....

Cuando el primer capítulo aireó no había opening y el capítulo duraba unos minutos menos. No hubo opening hasta el seis. Anno se la pasó paveando en vez de concentrarse en la serie, saliendo de farra con amigos, e inclusive trayendose a un amigo del Studio Ghibli para que le dibujara un Totoro... (no comments 2...). Los capítulos seguían cortos, y se utilizó un habitual truco del anime: antes del comienzo del nuevo capítulo se decía que había pasado los anteriores caps. Solo qué... no había tiempo para animarlo, así que filmaron a las actrices de voz de las hermanitas de la protagonista contandonos lo sucedido...

Gainax hizo una encuesta para saber como andaba la serie, hecho que ofendió al niño Hideaki, que decidió que el capítulo 15 mostrara los resultados de la encuesta, durante 10 minutos, en kanjis... Gainax era un desorden, a la demanda se le sumaba un estudio que no sabí contener a Anno, que incursionaba cada vez más en sus caprichos... como por ejemplo, irse de viaje por Japón sin terminar la serie.

Tres meses antes de terminar la serie, Anno desaparecía, dejando pendiente el capítulo 19. Anno no aparecía, y el capítulo 19 ya estaba demasiado atrasado. Cuando ya fue imposible de animar, tomaron la desiciUn más dr0stica de todas: filmaron los storyboards, que movían con palitos, como si fuera un capítulo normal... Más allá de lo extraño que puede resultar, hay que rescatar la creatividad de Gainax, no sólo para pedir guita para elaborar sus desquicios, sino también para zafar. Hubo un resumen y un par de historias aparte y un día, de la nada, el extravagante niño volvió y animó el capítulo 26, el mejor de la serie.

Tras KareKano, Anno realizó una serie de cortos acerca de un hamster que interrumpe a su dueña cuando... ya saben. Repleto de humor negro y desagradable y de también horrendas escenas de sexo, muy explícito, estos capítulos de diez minutos son sin lugar a dudas la locura más grande de Anno. Un simple capricho, otra vez intentando mostrar su independencia, demostrando que puede hacer una serie tan oscura, tan perversa, repleta de escenas de violencia extrema. Una manera de demostrar que se rebela contra el anime, contra todo ese dogma con el que se insiste, de clasificar todo; de que se rebela contra el mismo fan, ese fan obsesivo que no lo feja en paz. Un critica ácida contra el anime y contra el otaku. Pero no deja de ser una simple bobería, una travesura, de un niño. Y tas esto (que se llama Ebichu Minds the House alias La tontería del amor moderno) Anno se embarcó en otro proyecto distinto, nuevamente una película, Día de Celebración, producida por Ghibli (una vez más Anno le saca dinero a su maestro), que tratará acerca de una muchacha peleada con su novio y su madre. Si bien podemos esperar cualquier cosa, creo que la temática de la película demuestra que Anno va madurando. Día de Celebración tal vez sea el retrato intrspectivo de una joven aislada del mundo por temor a relacionrse, una Shinji Ikari. Anno tal vez se halla cansado de travesuras y vuelva a expresarse verdaderamente, y no simplemente a hacer cosas que llamen la atención.

Luego de Ebichu, de 1999, Anno no trabajó animando. Para colmo, Ebichu no sólo es una serie corta (26 fragmentos de 10 minutos) sino que es fácil de animar, y por ende no muestra ninguna de las capacidades de Anno: ni demuestra la profundidad de sus personajes ni demuestra su gran capacidad en la silla del animador. Esto refuerza la idea de que Anno le teme al fracaso y ha decidido hacer que todo le resbale: se va de la producción de KareKano, una manera de decir “si la serie sale mal no es mi culpa”, crea una serie tonta, vacía, hasta desagradable con el simple objetivo de llamar la atención, pero a la vez la serie no muestra sus aptitudes. Huye, como Shinji. Huye de su responsabilidad de ser talentoso. Huye al miedo de fracasar, lo esquiva. Vive sin dar importancia a las cosas, tomándose todo a la ligera, como Misato, el personaje en el que reflejo su personalidad. De esta manera huye. Así hizo Salinger.

La conjura de los necios

Cuando en el mundo aparece un verdadero

Genio, puede identificársele por este signo:

todos los necios se conjuran contra él.

SWIFT

 

Meditando en un cuarto oscuro un artista crea su obra. Llorando, gritando, la herida aun sangrando: el artista sufre, y plasma sus sufrimientos en un pedazo de papel. Y en aquel cuarto sin luz, en aquel cuarto de aire viciado, relumbran los ojos del artista, que vuelve a vivir. Su obra da a luz, y se convierte en el mayor éxito en años, reformando además las vacías formas de su arte.

Llega el final. El artista plasma su realidad en esos ultimos capítulos, su vida luego de su crisis, luego de ser abandonado por el amor, luego de encarcelarse y tragar el dolor. Y envía su mensaje: no se encierren, no teman al dolor.

El final es renegado y mientras una horda salvaje de otakus asesinos ebrios de odio y vanidad invade el estudio Gainax llevandose model kits de Rei y Asuka en poses provocativas (tamanio real), papeles que implicaban a miembros de Gainax en  la creacion de Atlantis, y a Hiroyuki Yamaga, a quien confundieron con una estatua; otros buscan al autor de esa aberración de final, antorchas en mano, para hacerle ver una maraton de Brain Powerd, Gasaraki y Jin-Roh y obligarlo asi a cambiar su final. Reinaban la inseguridad y la violencia cuando el gobierno se dispuso a intervenir, aunque curiosamente se une a los grupos a favor del cambio del final. “Como van a llamar final a una hora de bocetos gritando??!!” manifiesta el vocero del presidente. El artiste huye.

En su escondite piensa: “Nadie me comprende. La humanidad esta perdida en un mundo de vicios y distracciones de lo que realmente importa. Nadie piensa. Quieren todo servido. Nadie comprende nada. Estoy solo, solo contra todos...”

El artista incomprendido es encontrado al fin. Por suerte para el, lo encuentra el grupo mas pacifico (o menos violento). Le hacen ver la maraton de Brain Powerd, Gasaraki y Jin-Roh, meintras voces chillonas le repiten en el oido “ves que aburridas son este tipo de series???!”. El artista cede a las presiones, pero su odio por la sociedad se ha acrecentado aun mas. Trama en su escondite una venganza.

En alianza secreta con el talentoso Kazuya Tsurumaki, quien estaba enojado porque la horda de otakus le habia roto su lapiz favorito, preparan la venganza definitiva: una pelicula hipnotizante, llena de violencia, desgracias, llantos y gritos desesperados, muertes y mas muertes...

“Esto es lo que querian, no?”, dice para si el artista riendose macabramente. “Querian respuestas, querian ficcion, querian entretenimiento? Bueno, aca tienen!”

Pocos sobrevivieron al Tercer Impacto. Mientras tanto, el artista reia desde su escondite, cada vez mas oscuro, cada vez mas solitario. Pero las lagrimas ya estaban secas y la herida cerrada. Era el corazon el que no queria pelear mas contra con una sociedad necia, idiota.

La ultima vez que se lo vio huyendo de sus responsabilidades fue durante el rodaje de Kare Kano, paseando por las playas japonesas, en donde no habia un alma. Y el mar era naranja.

 

P.


La Tecla del gol

    Aquel 10 de mayo del año 1998 fue un domingo gris más en La Plata. Ese mismo día, Pepito González batía el récord Guiness al comerse 300 aceitunas negras con carozo en media hora. Pero además se jugaba un partido, ya de entrada, patético: Estudiantes – Lanús. Luego de oír la proeza de Pepito por los autoparlantes del estadio, los hinchas del pincha se preparaban para aquel espectáculo, que tuvo como resultado un empate 2 a 2. En verdad no nos acordamos si el día fue gris, o si el partido fue patético, pero da lo mismo...

   Lo destacable de ese día fue que a los 67 minutos (mentira) de aquel partido, debutó en primera división Ernesto Farías. No tenemos muchos detalles sobre cómo fue su debut, pero tenemos un extracto de lo dicho por el editor de esta revista, el señor Garay, ni bien vio que entraba Farías: “No me gusta, es un pechofrío, es una heladera, aguante el vasco Azconzabal!”, aseguró exaltado.

    Si, estaba muy errado. Tres semanas después de su debut, el Tecla convertía su primer gol en primera, nada menos que contra River. El archivo de la revista no tiene un gran presupuesto, y no tenemos idea de cómo fue aquel gol, pero podemos suponer que fue maravilloso. Por esas épocas locas locas, el técnico de Estudiantes era Patricio “peinado loco” Hernández, quien mostraba día a día ser uno de los peores DT del universo. El plantel del equipo estaba conformado con estrellas de alto nivel internacional, como el Potro Fúriga, Patrulla Jiménez y David Beckham, un pibe que Hernández no tuvo en cuenta, pero que dicen después se fue a Europa y le fue un poco mejor. Aunque obviamente extraña Estudiantes.

   Bueno, después de aquel partido, Farías estuvo en el banco por un tiempo. Le vimos algunos buenos partidos, como un 3 a 1 contra Independiente, cuando le metió dos goles a Farid Mohammed Richard Hugo Mondragón. A fuerza de goles fue ganando una titularidad merecida y se convirtió en la figura del equipo. Así estaban las cosas, cuando Hernández renunció para dejarle su puesto a alguien que sabe tanto de fútbol como yo de física nuclear: Eduardo Solari. El barco se estaba hundiendo, y este hombre lo único que hizo fue tirar baldazos de agua adentro.

    La temporada 99-2000 fue desastrosa para Estudiantes. Pero Farías ya había conseguido la titularidad, firmar el primer contrato y ya ser reconocido. Fue convocado para el torneo “Petete” de la selección Sub-20, donde salió campeón y se dio el gusto de meterle un gol a Brasil, nada menos.

   Volvió a Estudiantes y fue titular indiscutido en la peor campaña del equipo en no se cuantos años, siendo una figura excluyente. Finalmente se fue Solari y llegó Craviotto (o Cravichotto) como DT. Y a pesar de que no tenía mucha experiencia, pudo sacar al equipo adelante. El Tecla, para ese entonces, era inamovible y representaba el mejor jugador del club, a tal punto que recibió ofertas de algunos equipos europeos.

    Ese campeonato fue el de la vuelta de Luciano Galletti al club. Este había sido compañero de Ernest en todas las divisiones inferiores, y se mostraba como el compañero de ataque ideal. Y así fue. Aquel torneo los dos tuvieron un gran nivel, dejando una gran cantidad de puntos para el equipo, el cual estaba amenazado por la promoción. La buena campaña del equipo motivó a que hinchas efusivos, ilusos o como quieran llamarlos, inventaran canciones tales como “La promoción, la promoción, ay de repente, se re copó” (.......), haciendo alusión a las chances de Estudiantes de entrar a una copa internacional.

   En el receso, Galletti zafó y se tomó el raje al Zaragoza, mientras que Ernest tuvo que quedarse para quedar como el último gran jugador del club.

   A todo esto, nuestro queridísimo editor emitía opiniones como “Qué jugador amargo, Farías andate a Europa a jugar con amargos como vos”, etc etc etc, alabando a jugadores como Azconzábal. Por supuesto, la platea techada, como siempre, presentó a su público repleto de dinosaurios acomplejados, resultadistas y llorones, que a cada mala intervención de nuestro querido goleador, producía su típico murmullo intolerante.

    El Tecla pasó por malos momentos, y en cierto tiempo fue resistido por gente “’influencia-free’” que lo trataba de “heladera”, “freezer”, y otros términos hirientes. Sin embargo, él siguió ante la adversidad. Llegaron ofertas importantes para jugar en el exterior, pero el club las rechazó, alegando que un quinto del pase del jugador valía alrededor de 14.000.000 de dólares.

    Se mantuvo como goleador y como una de las grandes figuras. El Tecla ya era conocido en el país como uno de los mejores jugadores de nuestro fútbol, y periodistas como Fernando “Babe” Niembro engrandecían su figura, casi endiosándolo.

    Farías siempre tuvo una personalidad cordial, fiestera y llena de problemas. Se dice que a los 7 años ya fumaba mercadería de la buena, y que a los 9 prendió fuego a su tía abuela con un soplete. Se rumorea que salía de las concentraciones y participaba de múltiples saqueos y delitos mayores, además de haber sido un reconocido hacker buscado por la justicia de Tumbuctú.

    Pero la situación cambió. Luego de Cravichotto llegó Cachengue Malisimobernat a la dirección técnica de Estudiantes, para luego sustituirlo nada menos que Carlos Bilardo. A raíz de la llegada del Narigón, Farías comprendió que la vida valía la pena y comenzó a hacer obras caritativas, entre ellas, una a la Asociación de chicos sin lengua, en una suma de 3 patacones serie B, con treinta centavos.

    Desde allí Tecla comenzó a jugar en gran nivel, marcando goles importantes y jugando mucho más para el equipo. Así llega a este momento, donde muestra una excelente participación y un gran juego. Seguramente la actual será la última temporada de Farías con la camiseta de Estudiantes, ya que en diciembre es casi una certeza que pasará al fútbol de Tumbuctú, donde tiene listo un contrato millonario.

    Ernest jugó en el equipo durante 5 temporadas, disputando casi 170 partidos, en los cuales convirtió 81 goles. Hoy es uno de los delanteros más deseados entre los argentinos, y uno de los ídolos de la hinchada de Estudiantes.

   Podemos asegurar que Ernest le ha cerrado la boca a muchos, entre ellos al señor Garay... se ve que no dio en la tecla.

Fede.


PANORAMICAS

Ring vs Ringu

por Kite.

No voy a hacer comentarios acerca de esa costumbre de Hollywood de “colonizar” filmes ajenos y apropiarse de sus méritos. Tampoco de cómo arruinan estos filmes con sus dogmas tácitos. Voy a tratar de reprimir mi frustración y calmar mis nervios, y explicarles a ustedes, simplemente, porque deberían hacer el esfuerzo de encontrar en videos subterráneos la versión original de Ring, y no la versión adquirible en cualquier lugar del mundo, la adaptación realizada en el mundo donde “everything is OK”, pero al parecer sufren de xenofobia, o miedo a ver algo que ellos no realizaron y es, sin embargo, excelente.

A pesar de que me niego a hablar de estos problemas universales que atañen al cine, la verdad es que allí está gran parte del problema. Quizás simplemente esté utilizando mi extralimitada capacidad de ver lo grande en lo pequeño (faltar a la facultad = huir de la realidad; hombre comiendose las uñas = ansiedad y nerviosismo, soledad; y demás ecuaciones inverosímiles), pero se me ocurre que adaptar un filme es para ellos quitarle todo tipo de elemento que pueda entrar en conflicto con su sociedad –por ejemplo, protagonistas chinitos-, sustituirlos por hombres y mujeres modelo –por ejemplo, Naomi Watts-, y lógicamente, simplificar todo para que nadie salga del cine con cara de “eh?!”. Así, en The Ring se suprime parte de la trama original, la historia se simplifica, los personajes tienen problemas existenciales que resuelven luego de largos monologos que nos hacen llorar y sentirnos identificados con estos protagonistas tan explícitamente conflictuados. Y hablando de explícito, no faltan en las películas norteamericanas, ni en esta tampoco, las aclaraciones obvias del tipo “oh! Debo hacer una copia!” y demás. La película no es mala, ojo, el tema es que el cine de industria carece de sutileza y es incapaz de hacer una adaptación sin sus monólogos de aprendizaje y sus golpes de efecto tan obvios y conocidos. Sin sutileza, el filme que tan bien construye una atmósfera a través de pequeñas imágenes, de momentos, de silencios, se convierte en una buena película de terror, con sustos del tipo de “ahhhhh… era un gato” al mejor estilo Scream y algún otro mérito que yo adjudico, en mi visión claramente parcial, a la original. La trama se convierte en algo lineal y constante interrumpido por los momentos de shock, en vez de una constante tensión, la que senti cuando vi la versión ponja. Los rostros del terror se convierten en simples esqueletos espeluznantes, nada que no podamos olvidar a la hora de dormir. Y la escena en que Sada sale del televisor, bueno, mientras los chicos de Japón eligieron una versión concentrada en el poder de la imagen, los otros quisieron aterrorizarnos con la velocidad de todo, y para colmo cortaron la escena con la llegada de la minita. No hay una gradación en la tensión de las escenas de terror en la película, es igual la escena que acabo de mencionar a la que se cruza una persona por el pasillo y todos nos sobresaltamos para después reír. Se intenta llenar los vacíos con humo y melodías oscuras y otros efectos pero no se logra reemplazar la tensión que no supieron reconstruir. El video también pierde su tensión construida a través de un hilo de imágenes. Y obviamente, introducen entre sus largos e insoportables diálogos una moraleja obvia y superficial. Y obviamente, ya no estoy hablando de esta adaptación, sino de las numerosas que se han hecho, muchisimas desconocida, como lo es esta.

Y si todo termina en el cuadro grande, por algo será –quizás sea mi culpa-. Esta gente carece de sutileza y busca el susto rápido y la gente que sale del cine pensando en que pedir en McDonald’s. Así que si quieren ver algo rapidito y a la cama, vean The Ring. Si quieren ver algo realmente perturbador, y no de ese terror superficial para entretener de la escuela de Scream, bueno, busquen, pregunten, bajen, lo que sea, pero esta película la recomiendo. Y en el cuadro grande: si quieren algo hecho con sentimiento y originalidad, recurran al orginal; si quieren algo mecanizado y digestible, vayan obviamente a la que tiene a Mel Gibson en la tapa.


La melancolía de los fantasmas

por Pedro Garay

Un cielo gris. Lluvia que cae del cielo como lagrimas de angeles. Humo de un cigarrillo a punto de terminarse. Una rosa que se enrojiza. Una lágrima de sangre. Un ojo que mira hacia el pasado. Escenas emotivas que designan el carácter melancolico que acompañara a Spike Spiegel durante sus aventuras. Esa bohemia causada por un pasado desastroso al que escapa, aunque inevitablemente debera enfrentarlo para liberarse del enorme peso que lleva. Atormentado por su pasado, muerta ya su identidad verdadera, solo quedan de Spike cenizas que centellean cuando vive el peligro. El Spike que conocemos es sin duda la sombra del atrevido Spike que una vez fue. Nada parece importarle ya, parece no querer comprometerse, para evitar el dolor de la perdida una vez mas. Un hombre ya muerto, incapaz de demostrar sus verdaderos sentimientos, de comprometerse con la gente. La melancolia del inicio de la exitosisima Cowboy Bebop se refleja sin lugar a dudas en su protagonista, que evita a mas no poder retornar a su pasado, saldar las cuentas, evita el dolor de reencontrarse con el dolor. Evita a Julia, evita a Vicious. Finge su muerte. Desaparece. Metaforas de que quien desaparece es el Spike que conocen sus viejos amigos y enemigos, el verdadero Spike. Y solo queda una sombra.

Pero inevitablemente el pasado lo alcanza. Y la sombre debe materializarse, debe enfrentar su pasado y a si mismo, ya no puede estar ausente para evitar salir herido. Todo parece una gran metafora de cómo un hombre debe enfrentar las cuentas pendientes, de cómo inevitable es escapar a lo que le pertenece a uno, porque al hacerlo se deja de ser uno mismo. Una metafora que culmina con la confrontacion del verdadero Spike con su amor verdadero, y con su acerrimo enemigo. El enfrentmiento que venía retrasandose, pero que desde el inicio sabemos inevetible. El ojo que mira al pasado, el ojo que es una marca del dolor del pasado, el ojo ciego, el ojo que no quiere ver la realidad. El ojo autentico de Spike. Y finalmente Spike enfrenta a Vicious, en memorable batalla, salda sus cuentas y logra liberarse de una vez por todas de esa carga tan pesada que llevaba, de ese pasado atormentador y doloroso. Y por ello su muerte es mas bien una redencion. Es mas bien una liberacion que un doloroso final.

“You’re gonna carry that weigh”

Carry that weigh (Lennon/McCartney)


AURICULARES

Joe Hisaishi, ¿el rey de los OST?

 Como habran visto en varias de las películas del estudio Ghibli, la música que acompaña a los filmes está compuesta por este muchachito llamado Joe Hisaishi. ¿Pero quien es este simpático personaje que no deja de componer música con su pianito loco?. Según se comenta en los cafeses de Buenos Aires (mentira), se dice que este muchacho es uno de los compositores de música clásica del Japón actual más conocidos. Es más que obvio que ninguno de nosotros ha oido hablar de él, pero lo que es seguro es que haya escuchado algunas de sus obras en el cine (ojalá) o en videos piratas. El OST de Mononoke Hime sin ir más lejos, o el de Laputa (ojo, no piensen mal que es un film), Naussica, Totoro, Sen to Chihiro, Porco Rosso, The Grave of the Fireflights y algunas otra que se me han escapado. Tenemos una duda con respecto al OST del Castillo de Cagliostro, el cual no estamos seguros si fue compuesto por Hisaishi o por el gran Yuji Ohno, del quien hablaremos en alguna otra nota en la brevedad. Pero no solo con el gran Miyazaki trabajo Hisaishi, también lo hizo con el afamado director Takeshi Kitano, que también le realizó las bandas sonoras. Sonatina, Hermano, Escenas frente al mar, El verano de Kikujiro y tantos otros. Pero lo particular de este muchacho es la capacidad que tiene para componer piezas musicales para todo tipo de películas, desde Mi vecino Totoro hasta Boiling Point, y que estas piezas musicales puedan ser escuchadas fuera de los films. El talento de este señor es indudable, a pesar de que algunos (Creador,Director y Editor de esta revista) crean que esta por debajo de una tal Yoko Kanno, también  gran compositora y pianista, pero que para mi gusto no supera a Hisaishi ni por putas. Buscando en la gueb, encontré algo más de 25 discos de este muchachio, algo que para un compositor de música no es muy común, salvo el Gran Maestro, John Williams, que esta fuera de discusión. Lo que resumo de todo esto es: ESCUCHEN A JOE HISAISHI, porque si no se están perdiendo a uno de los mejores músicos de películas del globo.

Nacho


Las notas que no podían faltar - I

Universo Tolkien

Nos encontramos de nuevo, pero esta vez para hablar de un escritor, un escritor que ha dedicado su vida a la creación de una historia, que más que una historia se ha convertido en una mitología. Sin dudas nos referimos a John Ronald Reuel Tolkien, (1892-1973), quien en estos momentos esta en la cima de la literatura fantástica, junto con J.K. Rowling (Harry Potter) que aunque no se los pueda comparar directamente viene pisando fuerte. Esta nota referida a Tolkien, no es como las anteriores que seguramente has leído, sino todo lo contrario. Aquí trataremos de mostrar los diferentes libros que ha publicado a lo largo de su vida, y también aquellos editados (robados) por su hijo Christopher.

          Primero hablaremos de sus cuentos no relacionados con la Tierra Media. Los más importantes son Hoja de Niggle (1939), Egidio el granjero de Ham (1949), El herrero de Wootton Mayor (1967), El señor Bliss (1932) y Roverandom (1936).

          En “Hoja de Niggle”, Tolkien nos muestra como se escribe un verdadero cuento de ficción, sin trasladarnos a tierras lejanas con magos o dragones. El cuento nos muestra la vida de un pintor (Niggle) obsesionado con terminar una pintura de un árbol, que lo llevará a alejarse de todo el mundo. Por otro lado en “Egidio, el granjero de Ham” nuestro personaje (Egidio) es un granjero que debe convertirse a la fuerza en héroe, una especie de Bilbo o Frodo pero con un carácter totalmente distinto. Por otro lado “El señor Bliss”, relata las desventuras de un hombre que cansado de usar su bicicleta decide comprarse un auto y se ve envuelto en una serie de problemas con todo el que se le cruza. Se dice que esta basado en un accidente que tuvo Tolkien con su auto recién comprado. En la otra punta tenemos el peorcito de lo cuentos “El herrero de Wootton Mayor”. Es una historia bastante pedorra de un chabón que encuentra una estrella y se la traga y luego le aparece en la frente y puede viajar a lugares que nadie puede y no se que bananadas más (se parece al guión de uno de estos animes de ahora). Por ultimo está “Roverandom”, pero como por un problema ya conocido por mis amigos y colegas el cual me lleva a comprar libros desenfrenadamente para luego no leerlos, no tuve la oportunidad de saborearlo, pero prometo hacer una breve reseña cuando lo lea (probablemente la revista haya cerrado para ese tiempo).

Por otro lado tenemos los libros que se basan el la mitología de la Tierra Media. El Hobbit, El Señor de los Anillos, El Silmarillion, Cuentos Inconclusos, Las avanturas de Tom Bombadil y todos los escritos referidos a esto. Ni pienso decirles de que trata cada uno de estos ya que es de público conocimiento y es decir siempre lo mismo. Lo que quiero destacar de este gran escritor es su capacidad de creación y su imaginación inagotable que lo llevó a convertirse en el icono de referencia de la literatura fantástica. Con esto no quiero decir que sea el único escritor de fantasía del mundo, pero sí que hay un antes y un después. Una vez que se lee Tolkien todo lo relacionado al género fantástico parece una copia a su obra, aunque en la mayoría de los casos no sea así (Ursulla K. Leguin por ejemplo). Sin entrar en discusión creo que no se lo puede comparar J. K. Rowling, por el simple hecho de que su lectura es un mero entretenimiento y no va más allá de eso, no toma tintes poéticos o heroicos como los de los mitos antiguos y no se les puede comparar y listo que tantas vueltas carajo. Espero que después de leer este artículo se dediquen a buscar estos textos para poder apreciar a Tolkien en otro aspecto, no solo el de el Señor, y para que vean que no es solo el fanatismo de unos cuantos es lo que hace a Tolkien grande sino que es simplemente su forma d escribir, nada más y nada menos. Nos vemos , y la próxima, si el editor-director-creador-amigo-compañero de futbol 5 me lo permite (ya que suele censurar partes de los artículos que escribimos para él) escribiré algo sobre Raymond Chandler, un grande de la novel policial negra norteamericana. Espero os haya gustado la nota y no se olviden: LEAN A TOLKIEN, porque sino viene el hombre de la bolsa. 

Nacho

Las notas que no podían faltar - II

Matrix nos aburrió a todos

Y si. Matrix trataba entre tantas cosas, sobre el problema de la elección, del libre albedrío frente a la sociedad como sistema que nos determina, del cual quizás no seamos capaces de despertar. Elegí una píldora y tenes ignorancia, feliz ignorancia, pero vivís atado a reglas que creamos quien sabe para que, morales con las que intentamos alcanzar a Dios pero que solo nos limitan la capacidad de vuelo. Elegí la otra y despertás, pero el otro lado es medio infernal, no hay nada en que creer, y después de un tiempo parece ser que el mismo elegido ha perdido sus poderes, o mejor dicho, que sus superpoderes eran poderes de ruptura dentro del sistema, pero que fuera del sistema no le sirven de mucho. Y justo cuando esto se desmentía, nos colgaron la peor película de la saga, con Neo medio desmayado porque veía que podía sentir a los bichos esos. Neo hace instantes había sido confirmado como otro elegido más, que para lo único que servía era para rebelarse un poco y de esa manera dar la ilusión de que la elección es posible. Neo elige a Trinity en vez de su destino, y rompe el camino de la elección predeterminada de la máquina, pero elige así la destrucción de la humanidad, que se lanza a una resistencia heróica mientras Neo intenta lo imposible en una cruzada hacia el creador. Neo, producto de la elección que las máquinas le dan al hombre, elección programada, al elegir a su enamorada, elige la esperanza de verdadera libertad, y la esperanza es "el fruto de la fuerza y la debilidad del hombre", como bien nos dice el Arquitecto. Y como Jesus, camina sobre el agua, y ciego ve más allá, y se entrega a una pelea con su archinémesis, el señor Anticristo que proviene de la misma fuente pero que le dieron tantos poderes que ahora es peligroso. Así, los dos hijos rebeldes se enfrenten, hasta que Neo finalmente comprende, ve más allá de su destino, y ya estamos, despues de pelear como Goku y Cell Smith explota, Neo se sacrifica por la humanidad, ahi crucificado, y mucho más no puedo decir. Solo que el aburrimiento resultante de tanto efecto fue atroz. En Matrix I nos enfrentamos frente a un mundo nuevo y enigmatico, sin embargo algo falló en las partes consecutivas y solo pudieron crear una mera saga de heroes un tanto moralista [aunque, claro esta, mucho más profunda y meditada que otras tantas sagas] donde las miles de lecturas posibles no son más que el fruto de la confusión de los largos monólogos y los ojos que se desvían hacia las escenas de acción y se dejan llevar por la adrenalina más que por el mensaje. Bah, que se yo, era una película de acción, es cierto, pero a mi varias escenas me parecieron larguísimas, y en vez de generar un desarrollo normal de la trama nos metieron unos monólogos larguísimos y unas escenas de acción larguísimas. Y al final, las últimas dos partes aportan poco, y terminan siendo practicamente peliculas de acción, lo cual es aún más decepcionante teniendo en cuenta lo que generó la primera.

Si, yo sirvo para quejarme. Pero después de ver la segunda y la tercer peli, quien no pataleó un poco, che.

Kite.


TINTA CHINA

Love Roma, de Minoru Toyoda

Una historia sencilla

Yo, usted, todos en nuestras casa sintonizando nuestras teves a la hora del almuerzo para ver princesas sirvientas, principes empresarios, madrastas malas, triangulos amorosos, confusiones eternas, 300 capitulos de boludeces, cada capítulo terminando en el momento justo en el cual parece que va a pasar algo importante, pero no, al otro dia pones y te salen con alguna pavada para que aquello que fuese a hacer las cosas realmente interesantes no pase. Bueno, un muchacho joven y novato en esto del manga dijo basta, y salió con la idea de hacer un manga en el que la pareja-que-ha-de-juntarse-al-final este junta desde el principio, y cada capitulo sea acerca de... nada, bah, salidas, convivencias, pavadas. Uno se imagina la situacion, un chabon ultra desconocido cae a una editorial y les dice "che, les tengo una comedia romantica". Los otros contentos por las ganancias que da en Japon hasta la peor de las comedias románticas le dicen "Si? Y cual es el giro? Minas de ropa suelta? Un chico con poderes telepáticos? Gente que se transforma con agua?". "No, no hay giro, es una pareja que ya esta formada, nadie persigue a nadie, no hay confusiones, simplemente retrata las pequeñeces cotidianas de las relaciones". Y bueno, en ese momento uno imagina que Minoru Toyoda estaría hablando solo en el cuarto en el que hasta entonces escuchaban interesados un par de editores de mangas. Asi es la vida.

El mismo Minoru, hasta entonces escritor de mangas de ciencia ficción, no le tenía mucha fe a su nuevo concepto, había escrito un unitario que de hecho es el primer capítulo del manga, y pensando que ni a ganchos se iba a convertir en una serie se había dedicado a dormir y chupar. Y un día, el chaon esta mirando ropa de segunda mano y le suena el celular y zas! "Vamos a contratarte para que hagas mas de ese unitario". Imaginense, el pobre hombre era feliz en su vagancia y le vienen a decir que las cosas le habían funcionado. Una tragedia. Bueno, ahí empieza la historia de Love Roma, una de esas historias simples pero encantadoras, con momentos también sin gran dramatismo ni conclusiones, pero momentos hermosos desde su simpleza. Nada de planteos universales sobre el amor, el hombre, sobrevivir al dolor, no, nada de eso, simplemente chicos enamorados y con peleas y reconciliaciones. Una pavada, dirán, pero una pavada de las lindas. Como un yo-yo.

En contra del engaño

Como empieza todo? Un día Hoshino le dice a Negishi, una muchachita con la que ni siquiera se han hablado, que le gusta. Obvio, la respuesta es negativa. Pero no hay pozos depresivos, ni llanto. En vez de eso, Hoshino le dice a Negishi que le gusta que su respuesta sea tan clara. El lema del manga es que la si sos sincero con tus sentimientos todo va a salir bien. Esta es la belleza del manga. Mira el lema cursi que se mandan, y sin embargo, las situaciones escapan completamente al melodramatismo que podría resultar de ello, las situaciones son completamente cotidianas, primera cita, primer beso, nada del otro mundo, pero ilustrado con pequeños detalles preciosos. Los harems usuales del manga romantico, las idas y venidas, las confusiones, todas estas cuestiones generalmente provocadas por mentiras y omisiones nos las ahorra el autor, nos ahorra los finales de capítulo donde el protagonista está por ser atrapado espiando en el baño de las mujeres por la chica de sus sueños, y nos deja un manga casi mundano diría uno, pero rescatando todo lo lindo de lo cotidiano, y logrado a través de un humor ingenioso y encantador y simple. Y lo mas curioso es que Hoshino parece un ser extraño, bizarro, cuando lo único que hace es decir lo que piensa, y el humor del manga se basa en las consecuencias que tiene su honestidad. Y así, un poco a los topetazos, él y su nueva chica, que tiene que sufrir las humillaciones públicas de las confesiones a toda voz de su novio "que no oculta nada", van pa' delante.

El arte

Y el arte... que decir del arte. Casi caricaturesco, bien delineado, sin paisajes hermosos ni demasiada profundidad ni otras técnicas más exquisitas, pero esta simpleza también tiene algo de encantadora. Es un arte claramente contra el mainstream, contra el arte Shonen Jump, un regreso a cosas más simples, sustracción en vez de acumulación, y en vez del dinamismo abrumador, un encantador aire estático. Supongo que todo forma parte de un ideal, pero quien sabe, podría ser mera casualidad.

Y qué más?

Y que más? No hay mucho más. Abstenerse fans de las obras de género, abstenerse gente que busca el comic en el manga. En realidad es un manga apto para bastante poca gente, entre el arte, la no-trama y lo poco convencional. Pero tiene personajes encantadores y casi cualquiera que le de una oportunidad podrá desaprender todo lo que le causaba repulsión al principio y leer esta pequeña joyita del manga.

El nombre? Bueno, es una abreviación de Love Romance, un nombre que demuestra el conocimiento profundo del inglés que tienen los ponjas, o mejor dicho, como lo desconocen y como les encanta usarlo...

P.


Grandes preguntas de la humanidad

¿Que mierda es esto que siento?

Respecto a esas picazones, nerviosismos súbitos, sudor abundante y demás nosequés y urges violentas por realizar algo que no sabe bien que es, el hombre suele preguntarse que es lo que siente. El alemán Victor Con Ausberg responde con anormal sabiduria en un carnicero: es amor, niño, quizas una simple emoción nomás, quizás una manifestación del Barba, o un espejismo sicológico creado desde la necesidad de rellenar el abismo que yace oculto en las oscuridades de la mente.

 ¿Quién soy?

Uno es la suma de todo, o quizás lo que permanece intacto de la suma del resto, o quizás todo se funde… que se yo. Yo por mi parte he aprendido a reconocer y nombrar a las personas según sus locuras particulares: Obseso, Maniático, Colgado. En cuanto a mi, mi verdadero nombre es demasiado largo para pronunciarse. Es que me conozco demasiado…

(El chiste facil, omitido en esta ocasión, era: “mirá en tu DNI, nabon!”)

 Por qué me siento incompleto?

Porque estar completo sería tan aburrido que tu corazón crea la ilusión de que un abismo subyace a tu existencia y otorga así un nuevo sentido a tu vida, la vana búsqueda del relleno, del sentido.

 No será que tengo cáncer?

No. El cáncer, como todo, no llega si uno lo espera.

 Por qué comer, vagar y domir me dan cargo de conciencia?

Que se yo, la sociedad nos inculcó unos valores que restringen al ser, que lo encarcelan, para así funcionar mejor en sociedad. Pero como dijo Roxette: listen to your heart.

 Por qué la coca es negra?

Porque el capitalismo es tan abarcativo que no discrimina. La coca es negra, gorda en algunos casos y está llena de gas. Por eso, no preguntes más, agarrá una coca bien fría y disfruta esta simple vida.

 Pero un segundo… que es el “ser”?

Ni idea.

 Alguien sabe?

Te pueden dar un montón de excusas, y muchas, convincentes y coherentes. Pero tengo la sospecha de que todos estamos mas o menos igual de perdidos.

 Entonces, el único que sabe es Dios. Pero… ¿existe?

Hay religiones desde siempre, y quienes las han combatido han recurrido a remplazarlos por nuevos ídolos, el super hombre, la razón, los sentimientos, la libertad… Mi respuesta, altamente abarcativa y evasiva, es que o el hombre viene equipado con una necesidad de fe o realmente existe detrás de todo lo inexplicable un Deidad que mantiene el orden invisible de este caótico lugar.

 Hay algo que importe más que lo demás?

Mi respuesta: la colección de bolitas de mi primo. Segundo lugar a las mujeres.

 Por qué me río como un idiota frente a las mujeres?

Esta pregunta esta hecha en masculino porque la verdad, no se que sienten ni piensan las mujeres, gracias a Dios permanecen inclasificables.

Basicamente, el problemas es la inseguridad. Y la tenemos todos, asi que supongo que todos, hombres y mujeres nos reímos como niños, ansiosos ante la oportunidad, pero nerviosos porque conociendonos, vamos a arruinarlo todo. Por que ese flaco ganador no se ríe? O no le importa un sobaco y lo hace por deporte y ejercitación de su masculinidad (esto no es una crítica, de hecho, creo que todos los admiramos y envidiamos), o oculta su risa perversa y sudorosa y claramente repelente con elegante maestría (a esta clase, quizás dueña de un estilo más rústico, menos magistral que la anterior, pero un poco más humana, la admiramos igualmente). Este tema de la envidia nos lleva a la siguiente pregunta.

 Por que me toco esto y no lo que tiene el de al lado?

El hombre es poco conformista, y su verdadera Deidad y Madre Superiora la sospecho en la Gata Flora. El rico quiere ser modesto, el modesto quiere dejar de patear cartones, obviamente; el lindo quiere no tener que peinarse día y noche, el feo quiere poder domar su pelo. De esta pregunta surge una solución y virtud: auto superarse; un pecado: la ambición, el intento de superar al otro; y una respuesta poco clara: es el Azar, esa calesita macabra, o un Dios con mucho sentido del humor, el que nos lanzó al mundo con tan poca paz interior. A encontrarlo a El, o a encontrar algún tipo de fe. Pero una vez estaba en una heladería haciendome esta misma pregunta, y me di cuenta de mi propia responsabilidad, de mi propia elección del sabor que le daba a la vida. Asi que si te gusta la vainilla, no le pongas sambayón, y si tenes vainilla, apreciala, pero acompañala con sambayón o algo feo. Comer helado feo es un desperdicio de dinero, pero solo así aprenderemos a no babearnos por helados/novias/autos ajenos.

 En donde esta la heladería más cercana?

Obvia pregunta posterior a la última. Y obvia pregunta en cualquier punto del planeta a cualquier hora. Y como toda pregunta universal, carece de respuesta universal. La respuesta de esta quizás la hallen si descubren la respuesta de la segunda pregunta. Ojo, sin mirar el DNI, eso es trampa.

 Un segundo, si ninguna de estas preguntas universales tienen respuesta universal, que sentido tiene esto? Que sentido tiene todo?

La respuesta no esta en tu DNI. Pero si en tu verdadero nombre, esa cosa larga e impronunciable. Mientras más acotes tu nombre, más vas a entender, pero menos. De tanto estar sentado, uno se cansa, vió…

 


Producción Literaria

Un Nuevo Orden por Alejandro Cafiero

“Felicidad... ¡estamos todos en ella juntos!

 I

          El Sol declinaba en el horizonte cuando comenzaba a recoger sus cosas del escritorio. Otro día de trabajo agotador estaba terminando, y no veía la hora de llegar a casa. Ser los dueños del mundo era un trabajo realmente tedioso. S

          El silencio sepulcral que envolvía a las oficinas fue súbitamente terminado por un grupo de personas que se dirigían hacia él a toda velocidad por el pasillo. No era la primera vez que pasaba. Algún atentado, asesinato político de última hora que debía ser publicado. En un mundo así de convulsionado, otra cosa no podía esperarse.

          -Les aviso señores –dijo Crimson saliendo al pasillo- que la edición de mañana se ha cerrado y definitivamente no hay manera de situar lo que tienen en mente.

          El grupo lo miró mientras entraban a la oficina, gritando cada vez más alto.

          -¡Esta sí que es grande! ¡Esto va a cambiar el curso de la guerra! –dijo exaltado Welltown, uno de los colaboradores.

          Había escuchado esa frase incontables veces. Y en ningún momento la guerra ha cambiado su curso.

-La guerra está terminando, ineludiblemente. De qué se trata esta vez.

          -Nuestro ejército ha tomado los yacimientos de petróleo en el noroeste asiático. Debemos publicar esta noticia a toda costa, el apoyo a esta guerra cae entre la población. Necesitamos de esta noticia.

          -No lo comprendo. Esos yacimientos ya eran nuestros. Los conquistamos hace tres meses.

          -Si, si. Pero los hemos perdido luego de dos semanas. La prensa y el público no se han enterado de ello, y no hay necesidad de que lo sepan ahora, sería una verdadera amenaza. Lo importante en este momento es que hemos tomado esos pozos de petróleo, y si ponemos la noticia en primera plana vamos a exterminar a la oposición de la guerra.

 II

           Crimson conocía bien a la audiencia. No era de lo más memoriosa, y con cada pequeña victoria ascendía la moral, lo que en resumidas cuentas daba rienda suelta al alto mando militar. Porque, después de todo, actuaban de acuerdo al “pueblo”. El sabía perfectamente hasta qué punto las noticias podían exagerarse. Incluso sabía dónde y en qué medida mentir. En cuanto a los contados ciudadanos que dudaran de su veracidad, estos serían rápidamente consumidos por el silencio y el olvido.

          Poco era lo que sabía de esta guerra. Transcurría el año 2... y, a pesar del nuevo milenio y las renovadas esperanzas de paz, Europa y el mundo civilizado estaban en guerra nuevamente. La oscuridad y el caos se cernían sobre el mundo. El verdadero problema de la guerra fue que, al retirarse el imperio, hubo un estallido de guerras “menores”, de guerras locales, por lo que varios gobiernos se vieron obligados a pedir ayuda internacional. La Organización de las Naciones Unidas y la totalidad de los grupos de ayuda humanitaria, desbordados por la catástrofe en los campos de batalla, llevaban largo tiempo retirados de los territorios no beligerantes. América Latina seguía aún en su eterno letargo. Le llamó la atención lo poco que sabía de la situación en África. Antes de la guerra la gente solía hablar de otras cosas, y en ese momento recordaba haber escuchado de los dispositivos LL y del crecimiento económico que estaba llevando a cabo esa parte del globo. El aburrimiento o el insomnio lo llevaron hasta la computadora para hacer una breve búsqueda de información sobre el tema.

         

“La ONU y grupos de ayuda humanitaria emprenden retirada de los territorios no beligerantes. Distribución de LL inminente. Reactor nuclear que al fijarse en el estómago produce la energía que el cuerpo requiere”.

         

          El programa televisivo de música clásica que estaba escuchando mientras leía los artículos fue abruptamente interrumpido. El repentino silencio le llamó la atención. Se volvió al televisor y vio a un hombre sentado en lo que parecía la casa presidencial de algún país olvidado. Hubiese jurado que iba a decir algo importante.

 III

           La niebla no dejaba ver nada de lo que pasaba a su alrededor. Escuchaba zumbidos de balas y explosiones, escuchaba gritos de ayuda pero no podía moverse. La ametralladora temblaba en sus manos, cálida después de la última ráfaga. Estaba quieto de esa manera quién sabe por cuanto tiempo. El frío y el miedo lo paralizaban. Luego de un interminable lapso alguien lo palmeó con brusquedad.

          -Ya, relájate. Hemos tomado esta parte. El enemigo está en retirada. Mi nombre es Teniente Evil. ¿Te encuentras bien?

          -Si.

          -Entonces, adelante, soldado. He perdido a mi batallón pero creo que con usted y aquél –dijo señalando a otro soldado que caminaba delante suyo- haremos un gigantesca escaramuza.

          La risa del capitán resonó por toda la planicie. El soldado estaba aún muy confundido. Luego de caminar unos metros retomaba los últimos pensamientos que recordaba.

          -Esta guerra es una hipocresía. Los humanos no deberíamos matarnos unos a otros.

          -No deberíamos –dijo cansado el teniente- pero aquí estamos y este es el rol en la historia que nos ha tocado jugar. Ahora, muévase o lo hago fusilar por traición.

A una relativa corta distancia, un misil de mortero se dirigía hacia ellos. La niebla y el ruido los mantenían ocupados.

 IV

        En el patio de la universidad corría una brisa de verano. Los estudiantes se paseaban alegres e indiferentes. En uno de los salones del edificio, dos académicos discutían.

          -Después de la guerra, hemos de agradecer a las Naciones Unidas, llevándoles unas tortas. El favor que nos han hecho es invaluable...!invaluable! ¡No solo nos han dado los LL sino que nos han dejado hacer lo que nos plazca!

          De ellos dos, KKKKK era el más realista, le gustaba decir las cosas como él las veía. JJJJJJ en cambio, era de otra especie. Su inspiración lo llevaba a gritar y a agitar los brazos, esta vez no iba a ser la excepción.

          -Los LL son más que una maquina que nos ha facilitado las cosas. Estos dispositivos nos permitieron llegar a donde estamos ahora. Fueron la luz que iluminaron nuestro camino de hambre, miseria y sumisión. No recuerdas, lo que nos explicaron en la escuela? Cuando los grandes héroes de antaño hicieron resurgir de las cenizas al pueblo mas antiguo de este bendito planeta, abriendo escuela tras escuela, universidad tras universidad. Creando autopistas, comercios, industrias y bancos. Tenemos a esta hora un país nunca antes visto, somos la envidia de este mundo sumido en la desesperanza y el odio. Todo esto que logramos se lo debemos al instrumento que nos permitió modificar nuestro cuerpo para que no tuviéramos que sufrir nunca más por el alimento. De un momento a otro, solucionamos uno de los problemas más grandes de nuestra raza. ¡Y solucionado este problema,  no hace falta aclarar que el próximo paso es la educación, el trabajo y el ocio!

          -Estoy de acuerdo contigo, compañero. Pero lo cierto es que la ONU estaba definitivamente presa de la desesperación. El hecho de entregar LL a la población civil indiscriminadamente, pensado con tranquilidad, es una locura... ¡Dios bendiga a la locura!

 V

           El alto mando militar de África estaba reunido en asamblea hacía más de ocho horas. Habían decidido en nombre de la Humanidad, pero qué ejército de aquella época no había hecho lo mismo antes. El Plan se había llevado acabo según lo ideado. El cohete estaba en la plataforma. El gas estaba cargado. Aún así, el presidente miraba con desconfianza el botón de lanzamiento. En ese momento de duda, una frase que en otro tiempo había oído le llegó a la mente. Mientras la decía, lentamente y en voz alta, presionó el botón.

          - Todo lo que hacemos está mal, porque el verdadero origen del mal es nuestra propia naturaleza. Allí se albergan todos nuestros pesares y sufrimientos...

 VI

           Todos los habitantes del planeta se volcaron a sus televisores. Isco Nimsome, presidente de África, hizo su aparición en la televisión nacional.

          -Pronto los ejércitos de varias naciones llegarán hasta nuestra capital y harán volar por los aires a la más minúscula resistencia. A mi pueblo le pido, y más aún a mi ejército, no rebelarse y no oponer resistencia. Si a alguien harán responsables de nuestra decisión será al alto mando militar y estamos más que dispuestos a aceptar nuestra sentencia.

‘En primer lugar, los rumores acerca de nuestro plan secreto no son totalmente inciertos. Hoy estoy aquí para decirle al mundo exactamente lo que desde hace años se ha vuelto una obsesión para nosotros. Pero para entenderlo debo remontarme a la verdadera historia, la verdadera esencia de los seres humanos. Desde los albores de nuestra raza hemos estado en guerra. Todo cambió a lo largo de los años, excepto la voluntad de pelear.  Otros antes que nosotros, en nuestra posición, hubieran empuñado la espada, cargado el fusil o lanzado las bombas. Nosotros decidimos, en términos pacíficos, dar conclusión a nuestra existencia. Porque creemos que nuestra raza está destinada a exterminarse a sí misma no importa cuál sea el costo. El cohete que hoy por la tarde vimos alejarse de nuestro planeta se dirige hacia nuestro Sol. Esta lo suficientemente protegido para acercarse a este y expulsar grandes cantidades de gas. La función de este gas es, básicamente, la de quebrar las uniones químicas entre los átomos de Carbono. Al entrar en contacto con el carbono, el gas se disemina velozmente. En términos mas simples, el gas que enviamos hoy al sol es la daga que va a terminar con él y con nosotros.

‘Las discusiones sobre los pasos a seguir –dijo luego de unos segundos de duda- cuando vemos en lo que los seres humanos nos hemos convertido, hubiesen sido interminables. Hemos tomado lo que nosotros creemos es la decisión correcta. Ahora, no hay vuelta atrás. Poseemos la tecnología mas avanzada en viajes espaciales, y las computadoras de abordo no son accesibles por ninguna otra vía mas que la manual. Este es el fin de la Humanidad, y solo espero que los que vengan después que nosotros, realmente entiendan de una vez que nuestra existencia pende de un hilo demasiado fino, y que la unión, mas allá de la raza, religión, partido, país o cualquier otra cosa que tenga como fin dividirnos, es lo que va a salvarnos verdaderamente.

Compatriotas, nuevamente les advierto, no opongan resistencia.  

  VII

           En los campos de batalla hubo un momento en que no se escucharon más los sonidos de las ametralladoras o la caída de las bombas o los gritos desesperados de ayuda en las trincheras. Y en la noche los soldados miraron al cielo y vieron a la minúscula luz del cohete alejándose de la Tierra. Nadie lo hubiera creído. Pero era el final.


El mensajero, de Ignacio Di Cecco

          Observó el paquete que se encontraba sobre la punta de la mesa. Suspiró y bebió el resto de café que había en su taza. Con resignación tomó aquella encomienda y se dirigió a la puerta, pero antes miró a su alrededor. Todo estaba igual que siempre. Fue hacia la pista y  subió a su destartalado biplano.

La noche era perfecta para viajar. El cielo estaba despejado y no corría una pizca de viento. Antes de despegar recordó el título de una vieja canción. “Soltar todo y largarse”, pensó,  y una sonrisa se dibujó en su rostro.

          Con ayuda de un mecánico encendió la aeronave y despegó a la libertad de las alturas. Cada vez que lo hacía era distinto, siempre decía. A veces más alto, otras más bajo, más viento o menos lluvia era siempre una experiencia distinta. Pero una cosa siempre era igual, la sensación de libertad.

          Voló toda la noche. Su tarea era la de llevar aquel paquete al pequeño pueblo de La Loma, ubicado a unos cientos de kilómetros al sur de su pueblo.

          Cuando la mañana asomaba, aterrizó sobre la pista del pueblito. Saludó a la única persona que se encontraba en el precario aeropuerto e hizo entrega de la encomienda, mientras la falta de energía lo hacia bostezar.

          Se dirigió a una pequeña casilla a unos metros de la pista. Ese era el lugar en que los pilotos descansaban entre viaje y viaje.

          Preparó una taza café y se sentó frente a la puerta. El sol ya comenzaba a asomar y a lo lejos los pájaros se hacían oír. Cerró los ojos y se dijo a sí mismo si quería continuar con su trabajo, sí valía la pena sacrificar tantas horas de ausencia en su casa por una paga casi ínfima. Pero él sabía que no lo hacía por la paga, lo que él amaba era volar. Nada se comparaba como un vuelo en la noche. “Ser libre como el viento”, él decía, “nada se le puede comparar”.

          Estuvo toda esa tarde mirando la pista y los aviones que aterrizaban por unos cuantos minutos y luego seguían con su vuelo, hasta que llegó el atardecer junto con el cartero. Traía unas cuantas cartas, siete para ser más preciso, para que las llevara a su pueblito.

          Terminó su décimo café y recogió las cartas. Otra vez miró hacia atrás. Miró todo como se fuera la última vez, como una especie de despedida o algo por el estilo.

          Pidió ayuda el de la pista para que cargara el tanque y encendiera el motor. Despegó en el mismo momento en que el sol se escondía. Las diferentes tonalidades que tomaba el cielo eran indescriptibles. Rojos, naranjas y rosados se fundía en uno solo y mostraban una irrepetible rutina.

          Miró el ahora colorido cielo y recordó “Soltar todo y largarse” y nuevamente una sonrisa se le dibujó en el rostro. Tomó el paquete donde todas las cartas se encontraban y lo abrió mientras la avioneta tomaba un rumbo propio. Revolviendo entre los sobres encontró uno que estaba dirigido hacia su esposa. Lo abrió, sabiendo que no debía, pero no lo leyó. La verdad era que no le importaba. Fue entonces que una frase se le vino a la mente. Una frase que hacía mucho que no recordaba “Debajo del cielo, encima del mundo”. Un piloto amigo de su padre se la había dicho cuando él era un niño. Era el lugar donde quería estar.

          Tomando con ambas manos todas las cartas las dejó en el viento y siguió tarareando entre dientes “Soltar todo y largarse, que maravilla” mientras su avioneta se abría paso entre las nubes.

          Algunos habitantes de su pueblito dicen que recibieron las cartas que él tiró, pero esa ya es otra historia.


CUENTOS COMUNITARIOS

La increíble y triste historia del taciturno Elton y sus delirios

 Elton salía del trabajo en una noche despejada y clara. Su madre siempre decía que se esforzaba demasiado, y que debería tomarse un año de vacaciones. Pero él era un delivery-boy, y un año le parecía demasiado poco tiempo para recompensar los arduos cuatro meses de trabajo que llevaba hasta la fecha. Sacó del bolsillo de la campera un cigarrillo, se detuvo para encenderlo y siguió su camino taciturno. Habiendo caminado unas cuantas cuadras, cayó al piso inconsciente.

El desdichado Elton había tropezado con una gelatina de kiwi, que algún despistado había olvidado en medio de la vereda. En su inconsciencia comenzó a soñar. Soñaba que era un barrilete, y que lo remontaban y lo recogían, constantemente. Esto le producía un gran placer, a nivel inconsciente, por supuesto. Tal vez le trajera recuerdos gratos. De repente despertó. Y cuando abrió los ojos su sorpresa fue gigante.

Era un barrilete. Pero estaba solo en el aire, sin piolin que atase su hermoso vuelo a la tierra. La belleza de su vuelo era la de un melancólico ser que divaga por el mundo sin sentido. El cielo estaba vacío. EL mundo era pequeño, las casas formaban grillas a la distancia y era fácil para el barrilete ubicarse. Y siempre salia airoso, porque vivía del aire. En el cielo.

Los días pasaban y Elton seguía viviendo en el éxtasis de la libertad pura.

-Sí, la vida en el cielo es despreocupada pero puede volverse un tanto aburrida –dijo una voz que provenía de un tiempo y un lugar inimaginables.

-Tengo todo lo que quiero aquí, tengo mi vida de barrilete, tengo mi oxígeno y tengo a las nubes para hacerme compañía. Aunque sus servicios son un tanto caros no sobrepasan el límite del mercado. Soy realmente feliz.

Habiendo dicho estas palabras Elton pensó que quizá la vida no era tan buena, después de todo. 

El barrilete Elton se dio cuenta, entonces, que las nubes no eran la compañía que él buscaba. Pensó que la vida no era tal sin aventura, sin riesgo. Por eso se fue a encontrar nuevos horizontes. Se dejó llevar por el viento por horas y horas, hasta que, extenuado, se dejó caer, y justo descendió sobre una poblado considerable. Ya abajo, buscó un bar donde ahogar sus penas. Después de unos cuantos tragos, un Elton encendido exclamaba ante la barra:

-La libertad.... la libertad..... eso no existe, canejo!!!

Fue allí cuando entró en escena la gelatina de kiwi. Elton se estremeció ante la sustancia que lo había convertido en aquella desgracia.

Y a punto de destrozarle la crisma al cacho ese verde de comida –no es que fuera valiente, es que no tenía nada que perder-, mientras ambos se revolcaban por el suelo trenzados, con la satisfacción sexual, la adrenalina del macho, con la liberación de quien vive por las nubes toda la vida, justo en ese instante donde se le ponia fiera a la gelatina, que estaba en posición pasiva, esperando el golpe de gracia… pues no me golpeen por decir esto, pero entonces despertó Elton.

La tercera es la vencida.

El dolor de cabeza no le dejaba pensar. Perturbado, se acercó a un charco de agua y vio en el reflejo a una bestia. Tenía la cara de Panam (aunque la nariz y cachetes eran de Piñón), el pelo de Milton, el torso de Mr. T., y las piernas de Julio Bocca. Le faltaban los pies. Pero al mirar al cielo vio que tal cosa no existía; en su lugar había otro suelo, el mismo suelo por el que estaba caminando y otro ser igual a él lo miraba desde arriba. Lo miraba desde arriba con arrogancia, porque él estaba arriba. Pero después de pensar unos instantes le dijo:

-Vos crees que estás arriba, pero... ¿si soy yo el que está arriba?

Entonces su antítesis se desintegró para siempre y sus fantasmas se desvanecieron.

  

Tigres y Silencio

Título sugerido por P.: La dialéctica del superpancho

                Tigres. Ojos. Silencios. Una bestia contenida en el patio de tu casa, con gemidos de suspiros y belleza peligrosa. Se distancia de la gente, con la decisión de una babosa. Tu vida, mi vida, somos todos panchos.

            Fue en esa tarde azul que entrecruzamos la mirada con las del tigre, que desde la oscuridad de una caverna en la llanura de nuestro patio acechaba y vigilaba todos nuestros movimientos. Fue en ese instante, sin tiempo ni espacio que nuestras almas intentaron escapar de nuestros cuerpos inermes para aclamar a los cuatros vientos que deseaban mas que nada una coca helada.

            ¿Como alcanzar, sin embargo, el anhelado kiosko? Nuestros cuerpos, ya lo hemos dichos, eran inermes, y no podían enfrentar a semejante bestia. Además éramos todos cagones. El kiosko estaba lejos. Y nuestros seres-pancho querían ser acompañados por una buena gaseosa. Los panchos solos, y este es un secreto que nadie sabe, y sin distracciones que ayuden a la distracción –como la amistad o una buena coca-, tienen gusto a perno con jamón y dulce de leche, gusto a taladro de dentista.

            El miedo. La situación solo producía miedo. Nuestros pobres cuerpos-pancho no solo querían coca del kiosko sino que querían, además, quitarse de encima la mirada furtiva del tigre en la caverna. Cuál era la solución a tal dilema.

            -Yo opino que debemos contar al tigre un chiste verde, y mientras lo piensa aprovechar y salir corriendo- exclamó mi compañero-pancho p.tr.

            -Estoy de acuerdo, pero no conozco ningún chiste verde que pueda sernos útil a esta hora.

            p.tr. estaba perdiendo la paciencia y su cuerpo-pancho quería solamente escapar de esa situación embarazosa y regocijarse en el dulce néctar del petróleo negro. Este chiste fue el que salió en el momento.

            -Ey tigre!- dijo pretendiendo estar calmo mientras su vejiga pedía salida. Nunca contaba chistes, y tenía menos gracia que… bueno, que algo que no tiene absolutamente nada de gracia. Si, tan poca gracia tenía. Y luego, a toda velocidad y más allá del entendimiento: -doctordoctoradezcodeeyaculacionprecozcoñoaghhhhh…-

            Claro, el tigre no rió. Y los demás panchos se sintieron ofendidos, y aunque nadie se animó a decirlo, todos dirigieron a p.tr. una mirada hostil, casi asesina. Odios, rencores, miedos, paranoia. La vida de los panchos no es fácil. Y entonces, algo, enajenación, miradas en alto, admiración, y toda la hostilidad desaparece, y el tigre descansa al fin, por un rato al menos. Por un rato al menos, los panchos pueden tomarse una coca y no sentir su insipidez ni pensar en la idea de que ellos son besados con dientes y lengua y estómago.

            La coca cayó como agua de manantial a sus redondos y finos cuerpos. Por ese momento pudieron disfrutar, como dijimos, de un momento de extremo placer. Y en ese momento no hubo miedo al rol que les tocaba en este juego de cartas, tipo Puchukemnon, que era el de ser comidos por los demas. En el mejor de los casos, y eso le pasa solo a los panchos de buena marca, eran comidos y saboreados por los mas perfectos y refinados dientes, y realmente sentían que valia la pena vivir esta vida de pancho. Como dijo Patymson Jr. T. después de una entrevista en su estómago de verano: ”mierda que vale la pena ser pacho, ¡pancho!” Ese no es el destino de los panchos comunes, esos destinados a jugar un rol secundario en todo esto loco loco que pasa dia a dia en la historia del tiempo de los panchos. Porque esta escrito en el testamento de los Panchos, el Dia del Pancho Final llegará y todo aquel que haya pecado de pancho subirá a los cielos para estar a la derecha del Dios Pancho, que todo lo puede y todo lo ve desde su redondez y exquisitez infinita. Pero este no es el tema que nos atañe en este momento. Los panchos se sentían realizados después de tomar una coca y de tirarle al tigre un melón en la cien, justo en ese momento de duda. Tenían tiempo libre y no iban a desperdiciarlo.

            Pobres panchos. Creían en Dios, en la moda, en utilizar el tiempo. Un poco de Coca no era placer, era ocio, e inclusive ellos no se permitían más de la cuenta. Luego, a utilizar el tiempo correctamente mientras la bestia dormía, fruto de uno de esos melonazos en la cabeza llamados momentos de lucidez. A los panchos les duran poco. Demasiada paranoia tienen, a ser comidos sin el romanticismo de un masticado decente, o peor, a que su propio tigre los devore. Desperta, Pancho, desperta. ¿No ves que no hay nada? Nadie elige vivir la vida. Pero algunos la viven lo mismo. Los panchos conspiraban contra su propia monstruo-mascota, oculto en el patio -¿Qué diría el sanguche de batata?-. P.tr. todavía recordaba el momento en que le destrozaron la piel por elegir el autito. Ahora era un pancho con los defectos a la vista. Y desde entonces, había elegido el camino de ocultarse detrás del pan. Pero su recuerdo todavía lo atormentaba. Era él quien daba al felino su ferocidad de ser reprimido y su melancolía de ser nostálgico. Todo por un auto…

            El sanguche de batata aclaró su garganta antes de intervenir en la meditación y exclamó altas palabras, que serían recordadas por generaciones futuras. Años posteriores a estas palabras, el Gran Tomo de lo Alto en Palabras sería escrito por la elite dominante, quien haría de las palabras del sanguche de batata su piedra fundamental.

            -Aj –dijo mirando el techo, con expresión de nada- yo opino que todos son superpanchos, detrás del pan. Pero sin esa protección no son nada. No os atrevéis a mostraros tal como sois en realidad, por los caminos de la vida. Tanto tiempo estuvisteis dependiendo del pan que se volvió lentamente parte de vosotros con el tiempo.

            La frase “parte de vosotros” resonó en la cabeza de los allí reunidos por varios meses, cambiando en muchos su actitud hacia la comunidad toda. Pronto empezaron a hacerse de ametralladoras y trampas para tigres. El auto sólo sirvió para que los seres panchos se sintieran felices con esa vida que estaban llevando de conformismo materialista de mostaza y mayonesa.

            La duda destrozó a p.tr. El auto que en su recuerdo era sagrado ahora había sido utilizado por otros –Jano en este caso-, como símbolo del materialismo. ¿Qué hace’, Jano? Y como siempre el pensamiento es duda y la duda es más duda y así existe la filosofía, lo metafísico y otros intentos de explicar el enorme abismo que nos espera: el estómago que todo digiere. Y p.tr. dudó de lo sacro de su autito, de lo sacro de su niñez, su simple e ingenua niñez, y todo se volvió relativo y confuso, y un caos abrumado lo absorbió y como borracho se hamacaba intentando equilibrarse pero ni a palos, todo volaba, y su pan también y se vió no tan superpancho, sino lleno de pequeñas migas de panes, pero suyas, suyas y tan de él, como el amor, inexplicable, como la amistad, como cada momento en que una sonrisa genuina libera el estrés que causa el destino, el de ser engullido. Y no le importó no ser un superrancho, era un pancho, un simple pancho, y aunque le doliese horrores arrancarse el pan, aunque le doliese horrores matar a aquel tigre, entendió que su destino no era un destino sino más bien una posibilidad, elegir entre ir hacia lo inevitable con coraje, y en el camino merecer la baba de hombres y mujeres hambrientos, o quedarse para siempre en el fondo del estanque, perseguido por la mirada de un tigre feroz y creyendo las palabras altas de un sanguche de batata –¡de batata! Por Dios…-. Ahí adentro no hay mujeres, ¿sabés, pancho?

 

Toribato

 Este pibe toribato pensaba en irse a dormir. Y todo lo que tenía para decir? Guardalo en la funda de la almohada. Y la noche que en forma de maullido expresaba esa seducción que le provoca a todo hombre soltero y lleno de moral? Y bueno, vistes, aguantatela papá. Es hora de dormir, y si hay que dormir, aunque se pospongan declaraciones, aunque la oportunidad esté a la vuelta de la esquina, aunque no la oportunidad sino esas casualidades azarosas en las que uno ya no cree por desencanto, desengaño, o porque nunca se encuentra guita en el piso quizás, este ahí, en la agenda, en un bar, en la calle a lo mejor, este pibe toribato se queria ir a dormir.

Entonces fue cuando se metio dentro de sus sabanas, esas que tenian la cara de Fenomenoide, y apago la luz. La habitacion reflejaba su vida: las penumbras y el silencio dominaban la situacion... Toribato se deprimia con facilidad y ahora cerraba los ojos pero veia... veia el motivo de su pena, las ganas contenidas, y el sudor comenzaba a circular por su frente. Sus ojos cerrados captaban mayor oscuridad que la que habia en su cuarto.

            Toribato tuvo una infancia feliz, aunque muchos lo nieguen. Vio como violaban a su madre y a su padre y a su gato, desde la ventana. Mas tarde supo que era hijo de un silbato que, en una noche de amor desenfrenado, confundió a su madre con una silbata y dio rienda suelta a sus instintos ocultos por la rutina. El momento mas feliz de Toribato fue sin dudas cuando intentó quitarse la vida arrojándose de un edificio que habia hecho con Legos en su habitación y no pasó nada. Creyó que había muerto por el impacto. Sintió su cuerpo, sus piernas, sus manos. Y vio que su cuerpo destellaba. Un sentimiento arrollador subía por todo su maltrecho cuerpo y entonces encontró el significado de su vida en este mundo: “ser toribato, el niño bato”.

            Que significado más triste, el de aceptar un pasado de ruinas. A menudo se escucha "aceptate como sos". Pero lo que no se escucha es que hay que cambiar a veces. por ejemplo, yo, una vez por semana, me cambio la remera y el calzoncillo. Pero eso no es lo que nos atiene aquí hoy. Hoy estamos para saber por qué carajo el toribato este quería dormir. Era masoquista? Cerraba los ojos y le dolían hasta los pelos del orto. Pero alguien me dijo una vez que con la luz apagada salir de la habitación te cuesta un huevo y la mita del otro. Que gente sabia. Quizás por eso se iba a dormir. Llegar hasta el interruptor era un peligro inconmensurable, ni hablar de acercarse a la ventana, que le traía recuerdos duros. Ni hablar.

       Toribato tenia miedo. Se aferro fuerte a su osito Winnie Pooh mientras intentaba dormir. Pero era imposible, su presente era esclavo de su pasado, y las huellas eran dificiles de borrar. Fue alli cuando empezo a sentir un calor, un sentimiento tal vez comfortable... eso fue unos segundos antes de que sintiera las sabanas mojadas. Si, los pañales que usaba desde los 23 años habían fallado. Toribato sintio bronca, impotencia... ya no podia confiar ni en sus pañales, y pensó que la sociedad se complotaba contra su existencia. De repente, vomito. Los canelones de zanahoria y ketchup y el jugo de papaya que habia merendado, brotaron de su boca incesantemente. Pobre niño bato.

       Intentó quitarse los pañales pero fue inútil: no le habían enseñado a manejarse en la oscuridad y con las manos atrás de la espalda. Presa de la desesperación y el resentimiento juntó coraje y gritó con vos afeminada:

       -¡Vieja! ¡Me cagué y/o vomité!

        Desde otra habitación de la casa una voz áspera como la gelatina le contestó, enérgica:

       -¡Toribato! ¡La próxima vez que te cagues o te vomites no te saco a la vereda! ¡Lo juro por mi decrépito y maltratado cuerpo!

        Toribato reflexionó sobre lo dicho por la madre. Salir a la vereda significaba todo para él. La luz del Sol y la brisa primaveral no eran negociables. Desde ese día su vida cambiaría para siempre: desde ese día usaría pañales de cuero reforzado y máscaras de nylon especiales. Nada sería igual. El niño bato al fin veía la luz en el corredor de la paranoia, la desesperanza y el resentimiento.

Y se quedaba con la paranoia, la desesperanza yel resentimiento, conun cuarto oscuro todo cagado y vomitafo y meado y quien sabe que otra cosa. Nene, o confesás tu amor, o tu cuerpo expresará su necesidad por salir a la vereda a jugar a la rayuela y ver si el cielo es alcanzable; y una vez alcanzado, volver a la tierra, el mundo de las feces y las mariposas. De caos y desamparo, pero de la mas absoluta libertad, mas alla de lo que diga un niño llamado Pedro.


Horizonte

Para acabar con este editor melodramático

Para este número hubo varias editoriales, producto de la suma del tiempo y este desequilibrado editor anónimo. Pero hay cosas que son para decirlas y no para escribirlas. Que se yo, cada vez que escribo algo o se hace demasiado grandilocuente o demasiado triste. Y es que esto de escribir es la cura de mi enfermedad, otra de las magias que nos inventamos muchas veces para seguir caminando. Pero todo esto no importa. Lo que importa son los abrazos, los amigos, los besos, las tardes de lluvia. Estas pequeñeces hacen al amor, tan mitificado a veces, tan desmitificado otras, en búsqueda de magia o de paz, pero no, no es magia ni paz, es una simple sensación, y la más maravillosa del mundo.

A mis amigos, que hicieron este numero conmigo, a mi familia, esa gente que te taladra la cabeza porque te quiere. Lo importante, gente, es que nos sigamos peleando. Así después vienen los abrazos, los besos, las noches largas…

“La amistad y el amor son la mermelada del pan lactal que es la vida; y cuando te atragantás, tomás un poco de droga/Coca-Cola. Igual cuando te atragantas siempre te queda ese gustito feo en la garganta, los ojos llorosos y la voz medio ronca, pero las secuelas son inevitables en la vida. Como dijo Isamu Dyson, en la primer frase del anime que me marcó: “la vida sin sufrimiento no es real”. Y tenía razón.”

Dedicado a la memoria de Tuli.


Staff

No podemos hacer chistes todos los números. Pasamos a referirnos al staff normalmente. El próximo número vemos.

Alejandro Cafiero

Federico Grasso

Pedro Garay

Ignacio Di Cecco

Gisele Jaquenod

 

¿Vieron? Se borró Tuli. Para que vuelva, llamar al

0-800-TULIVUELVEQUESINTILAVIDASEMEVA ($1+IVA)*

 

*la milésima de segundo